Luis Enrique Palacios, el mago de la Policía

El sargento Luis Enrique Palacios sobrepone una capa a su uniforme policial, hace ademanes misteriosos y pronuncia frases intrigantes. Es el instante en que deja de ser agente y se convierte en un mago que fascina. Y con su toque de magia consigue, delante de sus espectadores, que la tristeza de muchos se transmute en alegría, aunque solo sea momentánea. Pero con esto ha ganado el cariño de la ciudadanía y el de sus compañeros de profesión.

Su mezcla de arte, bondad y rectitud acaba de ser reconocida espontáneamente por moradores de Colinas de los Ceibos, en Portoviejo, el día 5 de julio del año que discurre. Y ya se anuncia que próximamente la Policía Nacional le otorgará la condecoración de Gran Oficial, por su labor comunitaria después del terremoto del 16 de abril de 2016.

En las Colinas le entregaron una placa con inscripción de gratitud por su indiscutible capacidad para cumplir las tareas encomendadas en su trabajo como policía comunitario, particularmente el que ha realizado tras el sismo, que lo revela como una persona llena de bondad y honradez.

Y es que el sargento Palacios no solo hace magia para sacarle alegría a la tristeza, sino que como policía comunitario la hace para conseguir otras formas de bienestar social. Colinas de los Ceibos no disponía del servicio eléctrico, pero él coordinó con la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) para poner en marcha, por etapas, el proyecto “Ilumina tu barrio”. Ya se lograron las dos primeras etapas y falta poco para alcanzar la tercera.

“Este reconocimiento fue muy especial para mí, ya que antes, durante y después del 16A se apoyó y se sigue apoyando a la gente, porque uno es parte de esta familia manabita que me ha acogido con los brazos abiertos”, confesó el policía premiado.

Palacios es oriundo de Ibarra y tiene tres hijos: Enrique, Génesis y Miguel. El próximo 24 de julio cumplirá 42 años de edad. En sus 18 años de servicio policial ha sido agente antinarcóticos, miembro de asuntos internos y policía comunitario; en Galápagos, Cuenca, Cayambe, Guayaquil y El Coca.

La trayectoria en Manabí

Hace tres años el sargento Palacios llegó a Manabí, provincia en la que se desempeña sirviendo con la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) San Gregorio. El año pasado ayudó a frustrar un asalto a un hotel de carretera, ubicado al margen de una de las vías de ingreso a la capital manabita.

Después de su llegada a Manabí forma parte del grupo lúdico de la Policía, personificando al títere Raulito -par del famoso Paquito– que se caracteriza por su inocencia candorosa y sin límites.

Mientras concurría a un acto de capacitación en Quito, hace dos años, nació el mago de la Policía, papel del cual es protagonista hasta hoy, siendo el único policía del país con tan singular responsabilidad.

“Solicité que me dieran más clases en magia y el personaje ha sido muy aceptado por mis jefes  y el público en general. Es muy divertido ver a un policía con capa, que haga trucos y la gente empiece a dudar de lo que ve”, comentó.

Se ha presentado en programas internacionales de seguridad ciudadana, en Quito, en Guayaquil y en los 22 cantones de Manabí.

“Tuvimos bastante trabajo luego del terremoto; había que llevar una voz de aliento a los afectados, en especial a los niños. Recorrimos todos los albergues y eso me llenó más como ser humano. Uno no solo vive de reconocimientos, sino que da gusto que la gente conozca que tu hiciste algo y que siempre va a estar ahí”.

Es tranquilo, alegre y no le gustan los problemas. Intenta llevarse con todos, y como persona pública trata de ser ejemplo para los demás; por eso no fuma ni ingiere bebidas alcohólicas.

En sus ratos libres le gusta practicar deporte y se divierte trotando con Colette, su perrita.  Le atrae conocer gente con problemas y ayudarla a resolverlos. “Cuando estás con o sin uniforme debes ser una persona intachable y los valores de casa, de padres y hermanos, siempre hay que mantenerlos en alto”.

Piensa que Manabí está llena de hombres valientes y mujeres guerreras. Actualmente trabaja en la campaña ‘Sembrando valores por un Manabí sin violencia’, y con todas las personas con las que se vincula busca prevenir el machismo y los femicidios.

“A la colectividad le pido que siga confiando en la Policía Nacional. Nosotros somos parte de ustedes; el uniforme lo llevamos con mucho orgullo y somos el reflejo de una sociedad manabita que cada día va luchando y saliendo adelante. A esa comunidad estamos orgullosos de pertenecer”, afirmó con total certeza.

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo, fotos y vídeo.- MANTA, 13 de julio de 2017.
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Iramaru maestre dice:

    Hermoso ser humano!! Lo amo y extraño mucho!

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s