Gente

Siembra y cosecha de Ana Rafaela Velasco, educadora insigne

Durante 40 años consecutivos ha servido a Dios y a Manta en el prestigioso Colegio Stella Maris. Bajo su guía docente y evangélica se formaron algunas generaciones de mujeres, muchas de ellas destacadas socialmente. Hoy, segura de haber cumplido su misión, se hace a un lado para descansar y meditar. El Gobierno municipal y la Cámara de Comercio de Manta se han unido para celebrar y premiar la huella profunda de esta educadora insigne.

En la Hora Cívica municipal de este día, lunes 5 de febrero de 2018, los discursos coincidieron en describirla como “pequeña de estatura, pero muy grande como ser humano. Educadora visionaria, disciplinada; ella misma impartía disciplina con afecto, conocimiento, valores morales y espirituales; es decir, una formación integral”.

A este homenaje a sor Ana Rafaela Velasco se unieron docentes y estudiantes de la Unidad Educativa Stella Maris, de la que ella fue rectora. Todos concurrieron al Salón de la Ciudad del Palacio Municipal, donde la Comisión Permanente de Cultura del Concejo y la Dirección de Cultura desarrollaron el acto.

Aurora Valle, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio, en representación de las ex alumnas del Colegio Stella Maris, agradeció a sor Rafaela por haberlas preparado para dejar muy en alto el nombre de esa institución educativa y enfrentar la vida con todos los retos que esta encierra.

“Agradezco que hoy ya los varones puedan educarse en el plantel, porque sé que mi hijo está en buenas manos”, celebró Valle.

Analía Navarrete Loor, directora municipal de Turismo y también ex alumna del Stella Maris, con gran emoción y evidente muestras de cariño hizo una amplia exposición de lo que representó en su vida y en la de muchas generaciones de mujeres la influencia formativa de sor Ana Rafaela.

“Sus enseñanzas y principios nos han permitido prepararnos y conducirnos como personas de bien y decir con orgullo que fuimos formadas en el ‘Stella’. Ella con gran mérito ha recibido grandes reconocimientos a los cuales se suma este homenaje”, reconoció Navarrete.

La alumna María Laura Briones le dedicó un poema, con el acompañamiento instrumental de sus compañeros Miguel Santana y Abraham Vera. Valeria Mero y Lilibeth Paredes, ex alumnas, también se sumaron con una melodía para su querida educadora y guía.

La concejala Margarita Mejía reconoció en sor Ana Rafaela una luz que impartió conocimiento y formación integral a miles de niñas y jóvenes. Su valiosa tarea es un legado que quedará allí, para que quienes la sucedan lo continúen, porque son los resultados los que hablan de la gran labor y el prestigio ganado por el ‘Stella Maris’.

Sembrar y cosechar

Sor Ana Rafaela Velasco agradeció el homenaje con emoción: “Soy riobambeña de nacimiento, pero mantense de corazón; y tengo 41 años de haber llegado a esta ciudad, donde conocí la idiosincrasia de los mantenses y fuí haciendo buenas amistades. Vine para sembrar y cosechar a través de la educación y del evangelio”.

El público que concurrió al Palacio Municipal de Manta para rendirle homenaje a la educadora sor Ana Rafael Velasco, ex-rectora del Colegio Stella Maris. Manabí, Ecuador.
Sor Ana Rafaela Velasco (izq.), enfrente del público que concurrió a su homenaje en el Palacio Municipal de Manta.

“He realizado mi tarea con amor y puse siempre el corazón y voluntad para ir formando a las niñas y jóvenes, siempre contando con el apoyo de mi comunidad Francisco de Sales. Nacimos para servir, pero si en este trayecto somos reconocidos por la tarea realizada, hay que agradecer a Dios”, expresó, entre otras ideas, la apreciada maestra.

Reconocimiento del alcalde

El primer mandatario municipal de Manta, Jorge Zambrano Cedeño, clausuró el homenaje, y entre otras expresiones pronunció estas:

“Sor Ana Rafaela Velasco: pequeña de estatura, pero grande de alma. La comunidad entera está complacida de este homenaje, que encierra mucho cariño por su gran aporte para impulsar una educación de calidad en todos los niveles”.

“Las personas somos pasajeras, pero aunque usted no esté, sor Ana Rafaela, sus enseñanzas perdurarán y serán seguidas por quienes dirijan tan prestigioso plantel. Gracias por todo lo que hizo por Manta”.

Los acuerdos institucionales de reconocimiento fueron entregados por el alcalde Jorge Zambrano; la presidenta de la Cámara de Comercio, Lucía Fernández Avellaneda; y por una docente de la Unidad Educativa Stella Maris, Sonia Cedeño.

FUENTE: GAD municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación.

Un comentario

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s