Los condones son “una verdadera amenaza para el alcantarillado sanitario” de Manta

El filtro, rejilla o canastilla que atrapa a los condones antes de que colapsen el sistema de bombeo de aguas servidas./ EPAM

Como no podía ser de otra manera, la EPAM (Empresa Pública Aguas de Manta) entiende que los amantes tomen precauciones para evitar embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual. Pero lo que no comprende, y reprocha, es que después de usar el preservativo o condón lo arrojen sin más dentro de la taza del inodoro. Esto, como es de suponer, tapona los ductos por donde fluye el agua que va a las alcantarillas, provocando reboses indeseados sobre las calles.

Según la EPAM, los condones arrojados por los inodoros representan casi el 30 % de la basura que atrapan los filtros o canastillas metálicas ubicadas al ingreso de los cárcamos (pozos de acumulación de aguas servidas), en la estación de bombeo de Miraflores.

El preservativo -advierte la empresa- representa una verdadera amenaza para el alcantarillado sanitario de la ciudad, pues por ser de látex no se disuelve fácilmente en el agua, al punto que su acumulación puede colapsar o taponar el sistema. 

El otro 70 % de basura encontrada, prosigue la EPAM, es guaipe, pañales, retazos de telas, pañitos húmedos, trozos de madera, etc. Cuando estos desechos sólidos logran ingresar hasta el sistema de impulsión, las bombas se obstruyen y sufren daños que pueden ser temporales o irreversibles, generándose dificultades en el bombeo de las aguas servidas hacia las lagunas de tratamiento; y, a consecuencia de aquello, suelen aparecer los reboses en los barrios.

Las rejillas o canastillas

En el punto en que las aguas servidas ingresan a los cárcamos, existe una rejilla o canastilla metálica (filtro) que retiene los elementos sólidos para evitar que ingresen al sistema de bombeo. Cada 15 días, cuando se limpian las rejillas, es que se observa el 30 % de preservativos atrapados entre los hierros.

La EPAM recuerda a la ciudadanía, que los sistemas de alcantarillado están hechos únicamente para transportar desechos líquidos, y le pide no botar los condones por el inodoro.