Los conflictos no penales pueden arreglarse amigablemente a través de la mediación

Conociendo qué es la mediación y para qué sirve, en el Barrio María Auxiliadora de Manta./ CJM

Con el propósito de hacer que la gente solucione a través de la mediación aquellos conflictos que no conllevan penas, la Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura en Manabí divulga, en barrios y otras comunidades, las ventajas de este servicio y la conveniencia de usarlo. Lo hace así valiéndose de su propio Centro de Mediación.

La mediación que promueve la Judicatura es un acto, mediante el cual, una persona con formación académica de abogacía hace de mediadora para lograr un acuerdo satisfactorio entre dos partes en conflicto. Pero, antes, las dos partes enfrentadas han de aprobar voluntariamente someterse a la mediación de un tercero independiente, en este caso un abogado o una abogada que sirve al Consejo de la Judicatura.

El mediador, o la mediadora, tiene que ser necesariamente ajeno a las dos partes enfrentadas y ha de tener, además, cualidades tales como sentido común, paciencia, tolerancia, sociabilidad, pulcritud, imparcialidad y una buena dosis de entendimiento acerca del comportamiento humano, entre otras. Alguien que medie no tiene facultad para imponer su criterio personal; lo que le corresponde es, conseguir con buenas maneras, que las dos partes que litigan lleguen a un acuerdo amistoso que ponga fin al conflicto.

En las últimas semanas, habitantes de los cantones Jama, Manta, Montecristi, Pedernales, Pichincha, Puerto López y Rocafuerte conocieron de primera fuente qué es la mediación y cómo les beneficia.

Habitantes del Barrio María Auxiliadora (foto) de Manta, por ejemplo, conocieron de manera clara sobre la manera ágil y oportuna en la que se resuelven conflictos a través de la mediación, sin la necesidad de un abogado y con la misma validez que el dictamen de un juez.

Las promociones se realizan de forma continua con agrupaciones sociales, instituciones públicas y privadas, estudiantes y otros grupos de la ciudadanía. Cada mes, cerca de 1.000 personas en Manabí han conocido sobre esta alternativa.

A través de la mediación se pueden resolver casos de fijación, aumento o disminución de pensiones alimenticias; régimen de visitas; alimentos para la mujer embarazada; deudas, incumplimiento de contratos, forma de pago de sueldos atrasados, liquidación de haberes laborales; inquilinato, procesos de conciliación en materia de tránsito sin resultado de muerte, entre otros.

La Judicatura de Manabí cuenta con 18 oficinas de mediación: en Manta (3), Portoviejo, Bolívar, Rocafuerte, Junín, Tosagua, Flavio Alfaro, Jama, Pedernales, Puerto López, Pichincha, Chone, Montecristi, El Carmen, Jipijapa y Sucre. Los cantones que no cuentan con oficina reciben el servicio mediante jornadas itinerantes.

FUENTE: Consejo de la Judicatura, Dirección Provincial en Manabí (Portoviejo), mediante boletín y foto con firma de su Unidad de Comunicación.