La salud animal también ocupa al Gobierno municipal de Manta

Vacunación antirrábica en el Barrio Divino Niño./ FOTO: GAD Manta

Por convivir con las personas en cuya casa son acogidas, las mascotas vivientes merecen tanto cuidado sanitario como quienes cohabitan con ellas. Aparte del abrigo, la alimentación y el recreo, necesitan mantener un buen estado de salud.

En el Cantón Manta, provincia de Manabí (Ecuador), su Gobierno municipal ha creado la Unidad de Bienestar Animal para procurarle esa atención a las mascotas cuyos propietarios carecen de los medios necesarios para hacerlo, y sobre todo a los animalitos que deambulan en las calles sin nadie que se ocupe de ellos.

Esa Unidad atiende básicamente en el local que el Municipio le ha asignado, pero su personal especializado también sale a buscar a los animales callejeros y a los que tienen abrigo familiar en los barrios y en los recintos rurales.

Llevando a que vacunen a sus mascotas para librarlas de la rabia./ FOTO: GAD Manta

Recientemente, el día viernes 17 de julio, en coordinación con la dirigencia del Barrio Divino Niño desplegó en ese lugar una jornada de vacunación antirrábica. Y, de paso, ofreció otras atenciones veterinarias requeridas.

“Me parece maravillosa esta jornada de salud para nuestras mascotas. Creo que deberían hacerse muchas más. En este sector hay animales que necesitan atención”, apuntó Rubén Moreira, morador del Divino Niño, quien llegó hasta las instalaciones de la antigua Escuela Jaime Coello, donde se acomodó la brigada veterinaria, para que su pequeña perra ‘Kiki’ recibiera una vacuna antirrábica.

Así como ‘Kiki’, cerca de 300 mascotas -entre canes, gatos y un conejo- fueron atendidos durante el programa “Mi Mascota Saludable”, que así se llamó a la jornada de la Unidad de Bienestar Animal. Los servicios brindados incluyeron desparasitaciones, esterilizaciones, vacunas antirrábicas, administración de vitaminas y valoraciones médicas en general.

La vacunación favoreció a todos los animalitos encontrados./ FOTO: GAD Manta

“Kiki es un miembro más de mi familia. La adoptamos desde hace 6 años y la cuidamos mucho. Es inédito y gratificante ver que en Manta se preocupen de esta manera por los animales”, expresó Moreira.

El desarrollo de esta jornada tuvo la aceptación general de los vecinos del Barrio Divino Niño, que acudieron con sus mascotas de forma masiva.

Uno de los objetivos de la Unidad de Bienestar Animal es educar a las personas tenedoras de mascotas y concientizarlas de que la tenencia animal comporta responsabilidades de mantenimiento parecidas a las que se prodigan a los humanos del grupo familiar.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.