La boda con celebración muy feliz y un halo de misterio

La pareja, con sus familiares más íntimos.

Dos jóvenes con formación profesional académica celebraban su boda en un ambiente de júbilo, sin imaginar que el destino les depararía una gran tristeza 24 horas después de la fiesta.

Todo era diversión y votos de buenos deseos en el Patio de Recepciones Juanito de la ciudad de Chone, en el centro nororiental de la provincia de Manabí (Ecuador). Los contrayentes y sus respectivos familiares, más los invitados de las dos partes, bailaban al compás de la música escogida para la ocasión; y, a la media noche, se sirvieron del bufé puesto a su disposición. Entre los sets musicales bebían alegremente y hasta se dieron un respiro para ver y escuchar el show de un mariachi.

La diversión había llegado a tal punto dentro del salón, que sus ocupantes ni siquiera percibieron el ruido de la copiosa lluvia que cayó por unos instantes. La animación era evidente y generalizada, entre el murmullo de los diálogos coloquiales provocados por el nuevo estado civil de los novios y la complacencia de los contertulios.

La nueva pareja matrimonial está formada por Paúl Alejandro Zambrano Alcívar (ingeniero) y Josefa Pierina Zambrano Manzaba (médica) que acaba de cumplir su año de medicina rural post graduación en una comunidad de La Manga del Cura (Cantón El Carmen, al noreste de Manabí). Los dos tienen grandes ambiciones prometedoras para su desarrollo como personas, su prosperidad como profesionales y para ser reconocidos por la sociedad. Quieren ser el orgullo singular de sus familias.

Él es hijo de Ángel Amado Zambrano Morales (fallecido) y Kenia Paola Alcívar Zambrano; pero, al haber quedado huérfano de padre a temprana edad, a su madre le ha correspondido asumir sola el sostenimiento y formación del vástago. Su familia directa pertenece al destacado círculo social de la norteña Parroquia Convento, donde poseen predios dedicados a la producción agropecuaria.

Ella es hija de Ángel Exipión Zambrano Risco (abogado) y Letty Beatriz Manzaba Intriago (maestra licenciada), magníficos anfitriones en el acto de la celebración nupcial. Esta familia también posee propiedades agropecuarias, pero en la Parroquia Santa Rita, más cerca de la ciudad. El padre ha sobresalido como líder comunitario y actualmente desempeña las funciones de asesor jurídico para el Gobierno municipal de Chone.

El casamiento civil se ofició en el Registro Civil de Chone, el día viernes 11 de septiembre del 2020. Actuaron como padrinos, Ángel Exipión Zambrano Manzaba y Ángel Alejandro Zambrano Alcívar.

La unión eclesiástica de la pareja se ofició el día viernes 25 de septiembre, a las 17h00, en el Templo de Santa Rita de Casia, en el centro urbano de la extensa Parroquia San Rita del Cantón Chone. Aquí el padrinazgo fue asumido por Alejandro Boltamad Alcívar Cevallos y Laura Rosaura Zambrano Alcívar (abuelos del novio); y por Carlos Daniel Suárez Arteaga (licenciado) y Letty Gardenia Zambrano Manzaba (licenciada), cuñado y hermana de la novia, respectivamente.

El júbilo de la celebración y ese toque de divinidad simbolizado en el nombre “Ángel” de algunos de sus protagonistas, hacían pensar que la dicha festiva se prolongaría sin alteración durante largo tiempo. El festejo duró hasta casi el amanecer y todos sus participantes regresaron risueños a sus respectivos hogares. Los nuevos esposos empezaban la tradicional y ansiada luna de miel y nadie presagiaba que en pocas horas más recibirían la fatal noticia: un paro cardio respiratorio fulminante acabó con la vida de Alejandro Boltamad Alcívar Cevallos, el abuelo del novio.

Durante el baile de la celebración él fue uno de los más animados e intercambió chanzas con otros celebrantes. Se despidió de la fiesta con sumo contento y había dicho a sus allegados que en la noche siguiente dormiría hasta bien entrado el nuevo día, que no pudo ver, porque sus palabras, más que una promesa, eran la inefable premonición de que se le acercaba el sueño eterno.

FUENTES: Con datos proporcionados a REVISTA DE MANABÍ por Exipión Zambrano Risco y fotografías remitidas por Pierina Zambrano Manzaba, desde la ciudad de Chone, provincia de Manabí, República del Ecuador.

FE DE ERRATAS: En el párrafo quinto de esta información se escribió originalmente que el novio, al quedar huérfano de padre, fue criado y educado por sus abuelos Alejandro Boltamad Alcívar Cevallos y Laura Rosaura Zambrano Alcívar, lo que se corrigió y quedó tal como consta ahora, atendiendo el pedido de rectificación formulado por Pierina Zambrano Manzaba.

Simultáneamente a esa corrección se adjuntaron a la crónica otras 6 fotografías que muestran a familiares de Paul Alejandro Zambrano Alcívar. (La corrección y el añadido se hicieron a las 21h39, en la fecha de la publicación original)