Cómo transcurrió la huelga nacional en Manabí

Manifestantes en la ciudad de Portoviejo. (Foto: Facebook)

La huelga nacional convocada por diversas organizaciones de trabajadores ecuatorianos y cumplida hoy, miércoles 9 de octubre del 2019, fue parcial en la provincia de Manabí, pero sí logró crear un ambiente de desasosiego general en toda la población a causa de las manifestaciones callejeras, la suspensión de ciertos servicios y algunos incidentes menores.

Se laboró internamente en muchos lugares de producción, comercio y servicios, así como en las instituciones y empresas del Estado; sin embargo, no hubo actividad educativa, faltó el transporte en autobuses y en gran parte de los taxis, y las tiendas tuvieron poco movimiento, salvo en las de abastos que tuvieron bastantes compradores en la mañana.

En algunas ciudades, como Portoviejo y Manta, hubo manifestaciones callejeras en la mañana y en la tarde. En la primera fueron más multitudinarias y ruidosas que en la segunda donde se expresaron varios grupos por separado y en diferentes vías (Calle 13, Calle 15 y Avenida 113, entre otras) y en la plaza cívica.

Los manifestantes portaban carteles y gritaban exigiendo la derogatoria del Decreto Ejecutivo 883 que dispuso la supresión del subsidio estatal a las gasolinas Extra y Ecopaís, igual que al diésel, además de contemplar reformas legales -que deberá aprobar la Asamblea de la República- para, entre otras cosas, imponer que los servidores públicos aporten con un día de sueldo mensual y con 15 días de vacaciones anuales.

Se sintió un gran malestar por la subida intempestiva de los precios de gasolinas y diésel, considerando que estos combustibles son de uso generalizado y la elevación de su precio encarecerá prácticamente todos los productos y servicios indispensables para la vida diaria de cada ciudadano. Y el razonamiento lógico es que este peso lo cargarán, directamente y sin atenuantes, los ciudadanos asalariados o pensionistas y quienes dependen de ellos. Los dueños de los medios de producción (industrias, haciendas, etc.) y de servicios (comercio, transporte, salud, educación, turismo, etc.), en cambio, trasladarán -vía precios y tarifas- ese peso a los consumidores o usuarios, que mayoritariamente son los asalariados.

De ahí que los manifestantes afirmaran, en sus carteles y gritos, que no desmayarán en su reclamo hasta que el Gobierno nacional derogue el alza de precio de los combustibles y retire el proyecto de reformas laborales.

Según vimos en redes sociales, estas manifestaciones ocurrieron en todos los cantones de Manabí, razón por la cual se mantuvo el paro de los transportistas urbanos e interurbanos, ya que también hubo cierre de algunas vías, atravesadas con obstáculos pesados y con la presencia altiva de quienes hacían la manifestación correspondiente.

Los prófugos de El Rodeo, Portoviejo, inmediatamente después de su recaptura. (Foto: Facebook)

Al margen de la huelga, pero quizá aprovechándose de ella, un grupo de personas privadas de su libertad en el Centro de Rehabilitación de El Rodeo, Portoviejo, logró escapar. Pero el grupo no pudo ir muy lejos, porque pronto se dio la alarma y los policías a cargo pudieron recapturarlos un tiempo después.

Anuncios