Empresa constructora devuelve mejorados los espacios públicos utilizados para construir el Metro de Quito

Plaza de San Francisco./ ECUAHOLÍSTICA

El consorcio español Acciona, que construye la línea 1 del tren subterráneo metropolitano de Quito (Metro de Quito), está llevando a cabo las tareas de adecuación de los espacios afectados por las obras, que presentan un grado de avance del 92 %, con el objetivo de devolverlos a su estado inicial.

Como sucede en todas las grandes infraestructuras que se construyen en el interior de una gran ciudad, las obras de la línea 1 del Metro de Quito han utilizado un buen número de espacios públicos urbanos. Concretamente, se abrieron más de 75 frentes de obra para talleres y cocheras, fábricas de dovelas, obras hidráulicas, vertederos, estaciones, pozos, plantas de hormigón, etc.

Entre las actuaciones más importantes llevadas a cabo con el objetivo de reponer estos espacios, destacan las ejecutadas en el centro histórico de la ciudad, como en la Plaza de San Francisco, en la Plaza Santa Clara o en la Plaza del Teatro, así como en una sección del Bulevar 24 de Mayo o en la Avenida Gran Colombia, entre otras áreas emblemáticas.

Fuera del centro histórico, las obras también han ocupado grandes avenidas de la ciudad, lo que ha obligado a mantener una coordinación estrecha y permanente con la Agencia Metropolitana de Tránsito y la Secretaría de Movilidad, para minimizar los efectos negativos sobre el funcionamiento de la urbe.

Una de las prioridades de este proceso de restitución de las zonas afectadas por la construcción del Metro han sido las zonas verdes. Un buen ejemplo son los trabajos efectuados en el Parque El Arbolito, donde se situó un pozo de extracción de 25 metros de diámetro y 28 metros de profundidad, para llevar a cabo el desmontaje de dos máquinas tuneladoras empleadas en las labores de perforación. Cabe resaltar que estas actuaciones no afectaron a ningún árbol patrimonial.

Futuras reposiciones

Dado que los trabajos de la línea 1 del Metro de Quito se encuentran en su fase final, las labores de restitución pendientes son inferiores a las que ya se han llevado a cabo.

Entre estas actuaciones destaca la parada de autobuses que se está construyendo en la Avenida de América, de la que se beneficiarán a diario miles de estudiantes que podrán acceder a la estación Universidad Central mediante un ascensor.

Próximamente, el consorcio estima entregar a la comunidad las zonas ocupadas por ocho pozos, así como reposicionar las zonas verdes intervenidas para la ejecución de dos estaciones en el Parque La Carolina.

Asimismo, se entregarán cuatro canchas deportivas que se encuentran en la superficie de la Estación Cardenal de Torre, las cuales se suman a las ya entregadas.

Durante todo el ciclo de vida del proyecto, tanto en la ejecución de las obras del metro, como en la de restitución de los espacios públicos afectados, el área de Responsabilidad Social del consocio ha participado reduciendo los impactos significativos, especialmente dirigidos a los colectivos más vulnerables, manteniendo una comunicación activa constante con la comunidad.

FUENTE: Ecuaholística, mediante boletín y foto con firma de Marcela Vásquez.