Automóviles Renault y Nissan, aparcados al pie de la sede central de Microsoft.
Los tres gigantes se hacen más fuertes para desarrollar tecnologías de última generación aplicadas a los automóviles.

La alianza de cooperación vigente entre las gigantes automotrices Renault-Nissan, ha firmado un contrato mundial plurianual con Microsoft Corp. para desarrollar las tecnologías de última generación que harán progresar las experiencias de conducción conectada vía internet en todo el mundo.

Las empresas trabajarán de manera conjunta en el desarrollo de servicios conectados para vehículos que utilizan Microsoft Azure, una de las ofertas de nube inteligente (almacenamiento de datos) de Microsoft. Estos nuevos servicios mejorarán la experiencia del cliente mediante navegación avanzada, mantenimiento predictivo y servicios centralizados en el vehículo, supervisión remota de las prestaciones del vehículo, experiencias móviles externas y actualizaciones inalámbricas en tiempo real.

“Los vehículos se convierten cada vez más en espacios conectados, inteligentes y personalizados”, afirma Ogi Redzic, director del departamento de vehículos conectados y servicios de movilidad de la alianza. “La asociación con Microsoft nos permite acelerar el desarrollo de tecnologías clave, necesarias para que se produzcan situaciones que nuestros clientes desean, así como para crear nuevas situaciones que nunca han imaginado. Pretendemos convertirnos en proveedores de movilidad conectada para todos, con una única plataforma mundial.”

La alianza Renault-Nissan es pionera ofreciendo conducción autónoma y prestaciones de conectividad en vehículos de serie a precios asequibles. Tiene como objetivo desarrollar tecnologías para apoyar el lanzamiento de más de diez vehículos con conducción autónoma antes de 2020, con servicios que mejoren al máximo el empleo del tiempo libre dentro del vehículo.

Desarrollará y lanzará de forma continua nuevos servicios conectados y aplicaciones que facilitarán que las personas permanezcan conectadas al trabajo, al entretenimiento y a las redes sociales, y ofrecerán servicios específicos en el vehículo, basados en los datos de utilización. Estos servicios permitirán un seguimiento en línea,  diagnóstico remoto y mantenimiento preventivo, con el objetivo de mejorar la relación entre el conductor y su vehículo.

Microsoft Azure ofrece una plataforma nube de almacenamiento, segura y probada, con escala ilimitada, que permite a Renault-Nissan prestar servicios a su amplia cartera de clientes en todo el mundo

La alianza seleccionó Azure por su seguridad empresarial y el compromiso riguroso de Microsoft con el cumplimiento normativo. Además, Azure permite la utilización de múltiples sistemas de explotación, lenguajes y herramientas de programación, lo que ofrece flexibilidad y posibilidad de construir una plataforma común para que las dos automotrices desplieguen servicios a favor de su producción y comercialización.

“Aunque la experiencia de los vehículos conectados está dando sus primeros pasos, creemos que existe un gran potencial para cambiar radicalmente el sector. Estamos colaborando para acelerar las estrategias de móvil y nube de Renault-Nissan, y proporcionar nuevas experiencias a sus clientes”, declara Jean-Philippe Courtois, vicepresidente ejecutivo y presidente de Microsoft Global Sales, Marketing and Operations.

“Renault-Nissan es un socio excepcional debido a su presencia internacional y su gama de marcas. Esto le permite aportar experiencias móviles y digitales totalmente inéditas a muchas personas. La colaboración dará lugar a un nuevo estándar para vehículos conectados”, subrayó el ejecutivo de Microsoft.

Cómo será la nueva experiencia de conducir

Esta colaboración tripartita acelerará el desarrollo de la mejor información sobre entretenimiento y los mejores servicios de localización. De este modo, se conseguirá lo siguiente:

Los clientes podrán personalizar sus configuraciones sabiendo que los datos están seguros y que tienen la opción de transferir esas configuraciones de un vehículo a otro, o de bloquearlas e inhabilitar la transferencia. Con un sistema centralizado de conducción del  vehículo, conseguimos que sea una experiencia más personalizada, permitiendo sugerencias de adaptación de rutas y navegación avanzada, entre otros.

Con Microsoft, la alianza automotriz expandirá el ámbito de productividad dentro del vehículo, transformando el trayecto diario al trabajo en una experiencia productiva, al incorporarle las prestaciones digitales presentes en el trabajo y en la vida diaria.

Los clientes podrán descargarse actualizaciones de forma inalámbrica para, por ejemplo, obtener el último programa informático de conducción autónoma y aplicaciones para evitar colisiones.

Los clientes podrán registrarse fácilmente y comunicar su hora estimada de llegada o avisar a sus amigos de los cambios de planes. Además, podrán utilizar el pago automático desde el vehículo para peajes de autopista o aparcamiento, con un solo toque desde la comodidad de su asiento.

Los propietarios podrán vigilar su vehículo desde cualquier lugar a través de su teléfono móvil u ordenador portátil. También pueden transferir el control a un amigo o familiar que necesite su vehículo, sin entregar llaves físicas. Para ello, utilizarán una aplicación móvil que ayuda a encontrar el vehículo y puede activar la carga y el preacondicionamiento a distancia, y bloquear y desbloquear el vehículo.

El programa de rastreo localiza un vehículo robado y lo inhabilita. La tecnología de “geoperimetraje” crea perímetros invisibles alrededor del vehículo y avisa en el momento en que este entra o sale del área o ruta predefinidas.

Añadiendo conectividad, los clientes podrán acceder a servicios avanzados de diagnóstico del vehículo, permitiendo que el fabricante ofrezca prestaciones únicas. La recopilación de datos reales sobre el uso ayuda a los ingenieros a mejorar la calidad de fabricación.

FUENTE: Effective, agencia de relaciones públicas (Quito), mediante boletín informativo y foto con firma de Jennifer Proaño.- MANTA, 29 de septiembre de 2016.