Antes de viajar al Cantón Santa Ana a compartir el  feriado de fin de año con su familia, el ciudadano Tito Villigua decidió dejar encargado su domicilio a la Policía nacional para que esté pendiente de él y así evitar que se cometa algún delito.

Villigua vive en la Parroquia Leonidas Proaño de Montecristi y a su regreso de los días festivos encontró todo en orden y sin ninguna situación que lamentar. El encargo duró tres días, desde el sábado 31 de diciembre hasta el lunes 2 de enero. En ese tiempo, los servidores policiales mantuvieron la vigilancia permanente en los exteriores del inmueble.

A este servicio gratuito que lo ofrece la institución policial, el ciudadano accedió acercándose a la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) más cercana, llenó un formulario e indicó cuál era su vivienda. No es la primera ocasión que es beneficiario, ya que por 10 años vivió en Quito y allá solicitó el encargo en una ocasión por cinco días.

“Este servicio es muy bueno para la ciudadanía porque los delincuentes ya viendo a los policías fuera de la casa van a pensar: Ellos tienen el respaldo de la Policía”, indicó. También sugirió que se debe trabajar coordinadamente, ya que entre más unidad exista, mejor será la seguridad.

Pero este no fue el único servicio que brindó la Institución durante el feriado, sino que se sumaron las acciones de Traslado de Valores, activación del Botón de Seguridad,  Guía de Traslado y Locales Seguros. Para estas y otras actividades relacionadas con la seguridad de la provincia, la Policía implementó un plan de contingencia que contó con la presencia de 3.301 efectivos.

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo y fotos.- MANTA, 05 de enero de 2017.