El sábado 21 de enero, en el reasentamiento habitacional Ceibo Renacer de la ciudad de Manta, mediante una ceremonia oficial fueron entregadas formalmente a sus beneficiarios las 80 casas provisionales que se obtuvieron gracias a la labor solidaria de la Embajada de Chile en Ecuador, la Cámara de Comercio Ecuatoriana Chilena y el Colegio Alemán Humboldt, con el apoyo de otros benefactores que se unieron para favorecer a damnificados del sismo del 16 de abril del año 2016.

Las edificaciones son estructuras prefabricadas con paneles de fibrocemento, con 19,5 metros cuadrados de área útil, que se convierten en viviendas de transición. Están levantadas en la parte trasera de los terrenos otorgados a familias que el terremoto dejó sin vivienda, previendo que poco a poco los nuevos propietarios podrán construir viviendas definitivas.

69 de estas casas están asentadas en Ceibo Renacer, las demás fueron edificadas en terrenos propios de los damnificados, en distintos sectores del cantón.

En la ceremonia de entrega – recepción estuvieron presentes el embajador de  Chile en Ecuador, Gabriel Ascencio; el cónsul de Chile en Guayaquil, Rodrigo Hume; Jorge Cantillano, presidente de la Cámara Ecuatoriana Chilena; el director nacional del Colegio Alemán Humboldt, Oswaldo Onofre; Cristóbal Schneider, ciudadano chileno impulsor del proyecto de donación de casas; entre otras personas representativas. Y, claro, las familias destinatarias de la donación.

El alcalde Jorge Zambrano destacó el valor y la fuerza que tuvo nuestra comunidad para levantarse luego del terremoto. Se dirigió a los beneficiarios de las casas, comprometiéndolos a salir adelante, a esforzarse por sus familias.

Por otro lado resaltó  el invalorable apoyo de los pueblos hermanos, comunidades y personas solidarias; y, entre estos, relievó la constancia y permanente entrega de la Embajada de Chile y los demás donantes de estas viviendas. Anunció la gran posibilidad que se tiene de levantar próximamente una escuela en el reasentamiento de Ceibo Renacer.

El embajador Gabriel Ascencio, en una intervención muy cálida, se refirió a cómo -tragedias parecidas a la sucedida el año anterior en Manabí- ayudan a estrechar lazos de hermandad. Exhortó a las familias beneficiadas a que no vean en estas casas solamente un lugar donde cobijarse, sino también un nido para sus esperanzas y sueños, donde construyan de ahora en más un destino mejor para sus hijos.

Aurelia Ramírez y Fabricio González, al momento de intervenir en nombre de los beneficiados, contaron de forma emotiva sus historias personales con respecto al terremoto del 16 A, y coincidieron en resaltar que los terrenos y las viviendas les han devuelto la fe y les han dado energías para salir adelante, por lo cual dijeron estar eternamente agradecidos.

Estudiantes y directivos del Colegio Alemán Humboldt, quienes aportaron a la consecución de las viviendas, entregaron a cada familia lo que denominaron kits de bienvenida, que consistían en productos para limpieza, sartenes, sábanas y colchones.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social del GAD cantonal de Manta, mediante boletín informativo y fotos con firma de su director, periodista Antonio Cedeño Cedeño.- MANTA, 23 de enero de 2017.