Manabí renovó sus votos a la Virgen de Monserrate, patrona de Montecristi

Una vez más, y con multitud más numerosa, la imagen santa de la Virgen de Monserrate dejó por un momento su altar habitual dentro de la Basílica menor -enclavada en los pies del imponente cerro de Montecristi- y salió a las calles de la ciudad de este nombre para presidir la procesión culminante de la Novena celebrada en su honor.

Ocurrió, como sucede siempre desde la institución de este acontecimiento de fe católica, el día 21 de noviembre (miércoles, en el presente año 2018) desde las 16h00. La Dirección de Comunicación Social del Gobierno municipal de Montecristi calcula en 60 mil la cantidad de gente reunida en la procesión, que partiendo desde el templo recorrió las calles Rocafuerte, Pichincha, Metropolitana, José Cesáreo Reyes, Guillermo Balda y Alajuela, retomando la Metropolitana para regresar por la 10 de Agosto y la Rocafuerte hasta el punto de la partida.

Antes de eso, feligreses de toda la provincia de Manabí llegaron a escuchar la misa de fiesta que comenzó a las 11h30 y fue concelebrada por monseñor Eduardo Castillo y varios sacerdotes que llegaron exclusivamente para estar presentes en la fiesta motivada por la veneración a la Virgen de Monserrate.

Un poco después, a las 15h00, se ofició la misa llamada “de procesión”. Una vez terminada, el grupo denominado “Los cuidadores de la Virgen” -ayudados por personal del Cuerpo de Bomberos, de la Defensa Civil y de las Brigadas Barriales de Montecristi- procedieron a bajar de su altar la imagen de la santa, para iniciar la procesión. Al igual que en todos los años precedentes, el sacerdote Ángel Toaquiza -párroco de Montecristi- impartió las recomendaciones que debían seguir los feligreses romeriantes.

Durante el paso de la solemne procesión, las calles de la ciudad de Montecristi, especialmente la Pichincha,  lucían engalanadas con globos multicolores, gallardetes e imágenes de la Virgen impresas en cartulina. Y mientras la romería avanzaba, las calles se iban llenando de miles de feligreses que acompañaron el rezo pronunciado por los sacerdotes.

Luego de la procesión, entre las 17h00 y 18h00, se ofició otra misa, seguida del acto de las confesiones; y, después, a las 19h30, se realizó la misa de clausura de la Novena, acompañada por una serenata en honor a la Virgen.

Para posibilitar todas estas actividades multitudinarias, las vías mencionadas y otras aledañas fueron cerradas para el tránsito vehicular desde las 13h00.

La Novena por la Virgen de Monserrate que se venera en Montecristi es acompañada, año tras año, por decenas de miles de fieles que llegan desde distintos puntos de la República del Ecuador y de otras partes del mundo. De las ciudades vecinas, Manta y Portoviejo, los devotos hacen caminata de extremo a extremo para cumplir sus penitencias voluntarias como pago de favores recibidos de la santa, o para obtenerlos más adelante.

En los días de la Novena, sobre todo en las noches, a un lado de la vía que une a Manta con Montecristi desfilan sin cesar los devotos, unos solos y otros en familia o en grupos de amigos. Por esto hay, a lo largo del camino, estaciones temporales donde los caminantes adquieren bebidas y bocadillos que les recargan las fuerzas para llegar a su destino, el hogar de la Virgen dentro de la cuasi bicentenaria ciudad de Montecristi.

FUENTE: Boletín informativo y fotos, con firma de Sofía Paredes Rivera, directora de comunicación social del Gobierno municipal de Montecristi.
Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s