Conozca los derechos que amparan a los adultos mayores

El alcalde de Manta en funciones, Agustín Intriago Quijano, tiene sobre sus hombros la responsabilidad de hacer cumplir en su cantón la Ley y el Reglamento que protegen a los adultos mayores, como a su padre Agustín Intriago Rosado que lo acompaña en esta foto bajada de Facebook.

El presidente de la República del Ecuador, Lenin Moreno Garcés, expidió recientemente el Decreto Ejecutivo con el Reglamento de la Ley que protege los derechos de las personas adultas mayores. Ya se halla vigente, al igual que la Ley, y las dependencias oficiales correspondientes trabajan en adaptar sus servicios y prestaciones a las nuevas normativas, lo que en el peor de los casos debe ocurrir en un plazo máximo de 6 meses.

El Reglamento, acomodándose al espíritu de la Ley, especifica cuáles son los derechos que amparan la vida de los adultos mayores y manda que sean reconocidos y aplicados, tanto en el sector público cuanto en el privado.

REVISTA DE MANABÍ resume aquí algunas partes sustanciales del Reglamento y adjunta, además, los documentos separados con los textos íntegros de la Ley y el Reglamento, que constan al pie de esta información.

El “Reglamento General de la Ley Orgánica de las Personas Adultas Mayores”, dispone, por ejemplo:

“Es un deber de las personas residentes en el Ecuador, conocer los derechos, beneficios y exoneraciones que les corresponden a las personas adultas mayores.”

“Las personas naturales y jurídicas, públicas y privadas prestadoras de bienes y servicios, destinarán y garantizarán espacios preferenciales y adaptados para la atención a las personas adultas mayores.”

Ambrosio Indacochea Toala, un jardinero ejemplar a sus 100 años de vida./ FOTO: RM (Archivo)

“Los miembros de la familia de las personas adultas mayores son responsables de su cuidado y protección.”

Para ser atendidas en una dependencia pública, cualquiera que esta sea, las personas adultas mayores solo “(…) presentarán la cédula de ciudadanía, carné de jubilado y pensionista de la entidad de seguridad social, pasaporte, o algún documento que demuestre su identidad.”

“Se prohíbe exigir a las personas adultas mayores, copia de sus documentos de identificación, así como la papeleta de votación para la realización de trámites.”

“Las personas naturales, jurídicas públicas y privadas y demás prestadoras de bienes y servicios, están obligadas a hacer efectivos los derechos, beneficios y exoneraciones de las personas adultas mayores, aún en el evento de que éstas no lo soliciten o exijan su reconocimiento. Se prohíbe ocultar o no reconocer sus derechos, beneficios o exoneraciones.”

El Reglamento también obliga a los GAD hacer respetar el derecho de los adultos mayores a la exoneración o rebaja del valor asignado a los pasajes en todos los medios de transporte del Ecuador; y a que en el transporte de servicio público se asignen y señalen asientos preferenciales.

También obliga “(…) el acceso y promoción de los servicios de salud integral a través de sus establecimientos (públicos) en todos sus niveles…” Igualmente, a la educación en todos los niveles.

Los derechos que abarcan la Ley Orgánica de las Personas Adultas Mayores y su Reglamento, son numerosos y variados, contemplando todos los aspectos de la vida familiar y social de una persona: alimentación, salud, vivienda, movilidad, recreación, educación, justicia, seguridad física, seguridad jurídica, etc.

Es recomendable que la persona que lee esta información descargue los dos documentos PDF adjuntos y, en familia, los revisen poco a poco y cuidadosamente. Cada uno contiene más de 30 páginas tamaño A4, escritas con claridad y secuencia por capítulos y artículos.