Son depositarios de la confianza de sus respectivos vecinos y pesa sobre sus hombros una enorme pero honrosa responsabilidad. Ahora ellos tienen un motivo adicional para sentirse orgullosos y con más fuerzas para representar a sus mandantes.

Anuncios