Nuevo sendero para conocer flora y fauna del Cerro Montecristi

El Cerro Montecristi, en la ciudad de igual nombre, conserva en su grandiosa mole numerosas especies botánicas y zoólogas que hacen de la montaña un lugar ideal para la investigación científica y para el turismo de observación guiada. La Universidad del Sur de Manabí (Unesum) ha estado estudiando este tesoro natural y le ha entregado al Gobierno del cantón algunos datos del inventario levantado.

La investigación de Unesum es realizada por estudiantes de Ingeniería Forestal, que ya han identificado unas 23 especies de plantas: palo santo, vainilla, cojojo, sarzafra, guarango, jaboncillo, laurel, ébano Sebastián, barbasco, entre otras, que en su mayoría son medicinales.

Sobre la base de ese estudio, la Fundación Ecológica Nueva Vida y la Dirección de Turismo del Gobierno municipal de Montecristi han construido el programa educativo “Sendero Ecológico Ébano y Sebastián”, nombre que alude a dos de las especies arbóreas nativas más profusas del cerro. El objetivo es que los estudiantes de nivel básico primario de la provincia conozcan de cerca la flora y fauna que existe en el cerro de Montecristi, llevándolos a un recorrido de observación in situ por un nuevo sendero bordeado de las diferentes especies. Los guiarán pasantes de la Facultad de Turismo de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (Uleam), según lo anunció Daniel López, director ejecutivo de la Fundación Nueva Vida.

La idea es que en las siguientes semanas comiencen las visitas de los estudiantes de las diferentes unidades educativas y para ello está habilitado el sendero y se han señalizado las especies estudiadas que observarán los visitantes.

En el cerro hay un sendero primitivo, llamado La Papayita, que posibilita las visitas semanales de decenas de excursionistas que suben tomando las precauciones recomendadas por la  Fundación Ecológica Nueva Vida, que guía con información apropiada sobre la indumentaria a vestir, la hidratación constante, los repelentes de insectos, y acerca del ascenso y el descenso.

El cerro tiene una altura de 630  metros sobre el nivel del mar, y en su flora vive una de las especies animales más relevantes del cerro: la guacharaca, una especie de loro. Se estima que en la parte baja existen 40 de estas.

FUENTE: Boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Sofía Paredes Rivera, directora de comunicación del Gobierno municipal de Montecristi.
Anuncios