Es obligatorio un permiso municipal para reparar inmuebles averiados por terremoto

Al cumplirse hoy dos meses desde el día que la tierra tembló 7,8 grados en la escala internacional abierta de Ritcher, un total de 415 permisos de reparación de inmuebles ha entregado hasta la fecha el GAD cantonal de Manta. Tales edificaciones quedaron averiadas por ese terremoto que sacudió a todo el Ecuador, causando destrozos principalmente en las provincias de Manabí, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Santa Elena y Guayas.

De 20 a 30 permisos diarios se están emitiendo en el Patronato municipal (Avenida de la Cultura, junto al sitio donde funcionaba el Hospital del IESS), recinto que aloja provisionalmente a gran parte de las dependencias del GAD.

Se han otorgado permisos para la reparación de inmuebles en los barrios Buenos Aires, Jaime Chávez Gutiérrez, Paraíso, La Sirena, La Pradera, Marbella, Lazareto, Jocay, Miraflores, La Ensenadita, 8 de Enero, 2 de Agosto, María Auxiliadora (1 y 2), Las Cumbres (1 y 2), El Mirador, Las Orquídeas, Circunvalación (1 y 2) y La Dolorosa. También para reparar edificios en las calles 12 y 13 en el centro de Manta, además para restaurar edificios como MIKONOS (1, 2 y 3), Poseidón y los correspondientes a 3 hoteles.

Cabe resaltar que, por el momento, únicamente se está otorgando permisos de reparación, pues se requiere de estudios previos de suelo y otros para reconstruir los edificios que colapsaron durante el terremoto.

REQUISITOS PARA REPARAR

Quienes necesitan obtener el permiso de reparación deben presentar copia de la cédula de ciudadanía del propietario, copia de carátula de la escritura que acredita la propiedad, copia de la ficha creada por el MIDUVI después de la inspección técnica, informe técnico de un profesional (ingeniero civil o arquitecto) que certifique que va a reparar conforme a las indicaciones emitidas por el MIDUVI; fotos de la vivienda y de las áreas que se van a reparar. Todo esto es obligatorio para quienes son dueños de inmuebles marcados con el sello rojo o amarillo que señala la condición estructural de la construcción. En el caso de las edificaciones marcadas con verde no requieren de informe profesional.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social del GAD cantonal de Manta, mediante boletín informativo con firma de su directora encargada, Analía Navarrete Loor. MANTA, 16 de junio de 2016.