A decir del oficial que comanda el distrito policial de Manta, Mauro Vargas (con rango de coronel), la reducción de actos delictivos en este cantón ha sido grande y consistente al discurrir la última década. Y muestra cifras convincentes: Hace cinco años ocurrían 18 asesinatos por cada cien mil habitantes, hoy en cambio solo son 3.

Ciñéndose a normas orgánicas de la institución de policía a la que pertenece, Vargas dejará Manta en los próximos días y pasará a comandar la sub-zona de la provincia de Pichincha. Pero antes de marcharse tuvo a bien convocar hasta su despacho a los reporteros de medios de comunicación colectiva que cubren la llamada crónica roja, para por medio de ellos informar al público de la gestión que él ha cumplido durante sus dos años al frente del comando cantonal.

Recordó que desde hace una década este cantón manabita ha tenido problemas graves de inseguridad. “Fue el territorio de bandas organizadas que dejaban bastante violencia. Hace cinco años Manta tenía un número que sobrepasaba las 100 muertes violentas, significando 18 asesinatos u homicidios por cada 100 mil habitantes”, precisó.

Siga leyendo después de las fotos, que muestran la diversidad de actos públicos en los que participa la Policía nacional. En este caso, con el comandante Mauro Vargas a la cabeza:

Mencionó que luego de un trabajo fuerte del Ministerio del Interior y la Policía nacional se ha logrado resolver en buena medida el problema de violencia en este distrito. En el año 2013 hubo 70 crímenes, en el 2014 fueron 34 y en el 2015 únicamente se registraron 30. En lo transcurrido del presente año, hasta el momento se han contabilizado 16 crímenes, lo que significa un 42% menos comparado con el año anterior y representa solo tres muertes violentas por cada 100 mil habitantes.

“Los resultados de cómo se ha intervenido en este distrito son palpables. La visión de la Policía nacional ha sido dar todo de sí para garantizar esa seguridad tan anhelada, que permite la superación de los ciudadanos y, por ende, el desarrollo económico y social de un territorio”, comentó el jefe policial.

Durante este año se ha logrado una reducción de cerca del 22% en todos los delitos de mayor connotación, siendo uno de ellos el robo de pertenencias que portan las personas, modalidad que ha decrecido en un 30%.

“Hemos tenido un trabajo fuerte contra la impunidad y una excelente sinergia con los encargados de la justicia, el apoyo de la ciudadanía y nuestra policía en territorio. Nuestro enfoque ha sido un trabajo honesto, humano y ético. Tuve la gran oportunidad de dirigir a nuestra institución en este distrito”, expresó con nostalgia el oficial.

Según las estadísticas mostradas por el coronel Vargas, en los años 2015 y 2016 se desarticularon 45 organizaciones delictivas que operaban en los cantones Jaramijó, Montecristi y Manta.

Más allá de combatir delitos

El comandante hizo notar que la visión policial también ha estado dirigida al desarrollo comunitario de muchos jóvenes, capacitándolos en trabajo industrial. En ese contexto se ha promovido, igualmente, el  proyecto “Soy Grande y Sin Límites” destinado a visibilizar y empoderar a un grupo de personas con síndrome de Laron (Enfermedad congénita que no permite el crecimiento corporal del paciente). Impulsaron, además, acciones encaminadas a reconocer la presencia del machismo en nuestra sociedad y a partir de ahí tomar acciones para reducirlo y prevenir la violencia de género que suele terminar en feminicidio (“Asesinato de una mujer por razón de su sexo”, Diccionario de la lengua española – RAE).

A este respecto, Vargas dijo que “Participamos del plantón de las rosas rojas (“Ni una más ni una menos”), (en el) conversatorio de mujeres formadoras de mujeres (y en un) curso de capacitación de defensa personal de las damas. Esto ha permitido sensibilizar a los hombres y elevar (la) autoestima de las féminas. Esperamos reducir el índice de muertes por violencia de género, que actualmente son cinco.”

En conjunto con el Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) de Manta, la Policía nacional participó en el programa “Renace tu alma”, logrando rehabilitar a 11 personas que eran adictas al alcohol.

Al concluir su informe de gestión frente a los periodistas, el coronel Vargas exhortó a que se considere el terremoto de abril como una experiencia importante que sirve para mejorar. Y se despidió con palabras promisorias y llenas de reconocimiento: “Estoy seguro que Manta será uno de los mejores distritos en desarrollo (general) y turismo del país. Agradezco a todas las entidades que apoyaron el trabajo y siempre hay que mantenerse unidos entre instituciones para obtener un fin.”

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo y fotos.- MANTA, 04 de diciembre de 2016.