En el Salón de la Ciudad, del Palacio Municipal de Manta, este martes fue presentado al público el “Proyecto de Regeneración Urbana Par Vial”, que comprende todo el ancho y largo de las avenidas 113 y 4 de Noviembre, en una longitud total de 6.431,72 metros lineales. El financiamiento proviene de una parte de los 100 millones de dólares acreditados al Municipio por el Banco Mundial; pero aún falta conocer qué compañía construirá la obra, para fijar la fecha en que se iniciará.

La Avenida 113 es la vía primigenia por la que históricamente se ha ingresado a la ciudad de Manta al llegar de Montecristi, Jipijapa o Portoviejo, y de las demás ciudades ecuatorianas comunicadas por las vías que atraviesan a aquellas.

La Avenida 4 de Noviembre es más reciente; se construyó en la década de los años 70 y desplazó a la primera en su función de principal para el ingreso a la ciudad y salida de ella, que hoy sin embargo debe compartir con la más joven aún Avenida de Circunvalación.

Pero las dos avenidas que motivan esta noticia convergen en “Y” un poco antes de Ciudadela La Aurora, situada al lado derecho de la vía que lleva de Manta a Montecristi.

Remodelación de las vías

La Avenida 4 de Noviembre tiene 3.134,95 metros lineales y la Avenida 113 alcanza los 3.172,27. A la regeneración de ambas se agrega un tramo de 124,5 metros lineales de la Calle Venezuela, que comunica a las dos avenidas en un punto cercano a su nacimiento en el área comercial de Tarqui. Para esto se derrocará el puente elevado sobre la Avenida 4 de Noviembre a la altura del antiguo cuartel de la Policía Nacional.

Cada vía será ampliada a 4 carriles unidireccionales: la Avenida 4 de Noviembre en sentido hacia Montecristi y la Avenida 113 en el sentido de ingreso a Manta. Se les agregará bandejas de parqueo y una ciclovía que recorre el 80% del proyecto.

Las dos vías tendrán aceras adoquinadas, con rampas inclusivas; 14 sombrillas repartidas en igual número de paraderos de buses y 30 en los de bicicletas; recipientes superficiales y soterrados para basuras; hidrantes y otros componentes más, entre los que se incluye un paso elevado peatonal frente a la tienda Gran AKÍ. Todos los cables serán soterrados y las lámparas de alumbrado eléctrico público descansarán en postes metálicos decorativos.

De los 178 árboles que actualmente tiene el parterre de la Avenida 4 de Noviembre, 20 serán reubicados; pero se plantarán 51 palmeras nuevas. De la Avenida 113 se reubicarán 20 árboles de los 93 existentes, y llegarán 70 palmeras.

Durante la construcción, la empresa que gane el concurso de ofertas deberá sembrar 280 árboles en la Avenida 4 de Noviembre, 330 en la Avenida 113 y 13 en la Calle Venezuela, donde actualmente no hay uno solo. En total, el proyecto contempla sembrar 623 árboles nuevos, que con los ya existentes sumarán unos 800 en total.

A esto se suma un plan de compensación ambiental, que prevé sembrar 4.400 árboles repartidos en los barrios Santa Martha, 2 de Agosto, Las Orquídeas, Nueva Esperanza, Urbirríos (1 y 2), Sí Vivienda, entre otros, en los que se busca crear bosquetes que permitan incrementar el área verde por habitante.

La infraestructura vial

Otro de los componentes más importantes del proyecto es la construcción de un acueducto que iniciará en la Parroquia Colorado del Cantón Montecristi, ramificándose en 3 líneas de 600 mm de diámetro cada una al encontrar la “Y” vial, desde donde un ramal se extenderá bajo la Avenida 4 de Noviembre, otro bajo la Avenida 113 y el tercero llegará a la Parroquia Eloy Alfaro. Proveerán de agua potable a las parroquias Eloy Alfaro, Tarqui (bajo y alto) y Los Esteros.

Miguel Cevallos Chávez, coordinador de la Unidad de Gerenciamiento del Proyecto, precisó que el acueducto utilizará 19 mil metros de tubería y que además se instalará un nuevo sistema para distribución de agua potable y otro para evacuación de aguas servidas y aguas lluvias.

Los razonamientos del Alcalde

El alcalde Jorge Zambrano, quien presidió el acto de presentación del proyecto, manifestó que si bien la obra generará molestias durante su construcción, será una obra que le dará a la ciudad un mejor manejo de la circulación vehicular y sobre todo permitirá darle más eficiencia a la provisión de agua potable para las  parroquias Eloy Alfaro, Los Esteros y Tarqui.

Agregó también que para construir una obra como esta hay que hacer, necesariamente, un sacrificio, refiriéndose a la reubicación de los árboles, que no obstante serán reemplazados con unos nuevos.

Finalmente, el Alcalde invitó a los ciudadanos a empoderarse de este proyecto, que revitaliza la dinámica de progreso que caracteriza a la urbe porteña.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social del GAD municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos con firma de su director, periodista Antonio Cedeño.- MANTA, 02 de mayo de 2017.
Anuncios