Inducen un mejor estilo de vida a damnificados de terremoto

Conjunto habitacional San Alejo, Portoviejo: Una de las charlas de ARCSA.

En una gestión conjunta entre la ARCSA (Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria), la Secretaría Técnica Plan Toda una Vida y la Misión Casa para Todos, se estableció un programa de capacitación sobre “Buenas prácticas de higiene y manipulación de alimentos” para las 315 familias del conjunto habitacional San Alejo, del Cantón Portoviejo. 

Este conjunto de casas es obra del Gobierno nacional ecuatoriano, para brindar vivienda digna y segura a familias portovejenses en condición de vulnerabilidad, principalmente aquellas afectadas por el terremoto del 2016. Sus moradores se ven beneficiados por el Plan Toda una Vida, que les ofrece actividades recreativas para construir el concepto de comunidad.

Por parte de ARCSA, se les brinda capacitación sobre manipulación de alimentos, condiciones higiénico-sanitarias, y normas y hábitos de higiene personal. Los gestores de la comunidad Casa para Todos destinarán locales del área de emprendimientos comunitarios a los beneficiarios que califiquen para emprender en diferentes tipos de negocios.

La finalidad de la capacitación otorgada por ARCSA es que los beneficiarios del conjunto habitacional San Alejo mejoren su estilo de vida, poniendo en práctica lo aprendido y con lo cual pueden emprender negocios destinados a la elaboración de alimentos que cumplan todas las normas sanitarias para cuidar la salud de sus consumidores.

Los cursos están llevándose a cabo en el transcurso de los meses agosto y septiembre.

FUENTE: Arcsa (Portoviejo), mediante boletín y fotos con firma de Isabel Intriago Morán.