Después de una reciente visita del gerente general del Banco de Desarrollo ecuatoriano al jefe del Gobierno municipal de Manta, este abriga la esperanza de obtener el dinero suficiente para acometer las obras indispensables a fin de superar el calamitoso estado de insalubridad que acusa la ciudad y por el cual se halla en emergencia oficial.

El alto ejecutivo del banco (BDE), Carlos Julio Jaramillo, estuvo en la Alcaldía el miércoles 28 de agosto del 2019. Lo acompañó el gerente zonal en Manabí, Limberg Macías. Durante la entrevista con el alcalde Agustín Intriago Quijano analizaron la situación de emergencia por la que atraviesa la ciudad de Manta y al final Jaramillo dijo que “Apoyaremos a Manta y al alcalde para atender las obras para enfrentar la emergencia sanitaria”.

Seguidamente explicó: “El presidente de la República (Lenin Moreno Garcés) me pidió conocer de cerca la emergencia sanitaria que vive Manta por las aguas residuales y apoyar a la solución”.

El alcalde, en conjunto con sus colaboradores más próximos, detalló las obras planificadas para solucionar el problema que acarrea la descarga incontrolada de aguas residuales en los cauces de los ríos Manta y Burro, que atraviesan la urbe y a su vez trasladan esa contaminación a las playas marinas de Tarqui, Los Esteros y otros sectores.

La inversión prevista en las obras que se detalló se fija en 8’328.755,94 dólares. Otras inversiones alcanzan los 32’490.647,81 de dólares. Sin embargo, en una exposición pública anterior, el actual gerente de la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM) había cifrado en 300 millones de dólares el costo total de la remediación ambiental en la ciudad.

En el transcurso de la entrevista del alcalde con los altos funcionarios del BDE, se mencionaron obras como: colectores de aguas servidas en el sector del Río Burro, rehabilitación del sistema de alcantarillado pluvial de las parroquias Tarqui y Los Esteros, repotenciación de la estación de aguas servidas de Los Esteros, alcantarillado sanitario para sectores que no lo tienen, repotenciación de la estación de bombeo Miraflores (fase 2), entre otras.

A través de la Misión Agua Segura y Saneamiento para Todos, que se enmarca dentro del Plan Toda una Vida del Gobierno nacional, se cuenta con dinero no reembolsable; y es con cargo a esta partida que Manta debe dirigir su solicitud a fin de que se financien las obras prioritarias dentro de la emergencia, precisó el gerente nacional del BDE.

A las obras que tienen estudios se puede canalizar más rápido el financiamiento. Para las otras que no los tengan deberán agilizarlos, advirtió el gerente al alcalde Intriago.

Previsiblemente serían 15 millones de dólares los que se desembolsarían inicialmente, para cubrir el costo de las obras que ya cuentan con estudios definitivos actualizados.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos con firma de la Dirección de Gestión de Comunicación.