Con más de 200 empleados, la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM) se mudará próximamente a Tarqui para reactivar el comercio de la zona, venido a menos después del devastador terremoto del 16 de abril del 2016, que obligó el desplazamiento de toda la actividad profesional y comercial.

El gerente de la EPAM, Ángel Moreira, indicó que este traslado es parte de la promesa de campaña realizada por el alcalde de Manta, Agustín Intriago, de convertir nuevamente a Tarqui en el corazón comercial de la ciudad.

El traslado, que comprende las 24 oficinas administrativas y de atención al público, será en los próximos días. La idea es que EPAM se convierta en un imán para atraer a otras dependencias públicas y empresas privadas y así darle vida al lugar, sostuvo Moreira.

Otra calle de Tarqui, en la actualidad.

Él recordó que durante el terremoto del 2016 el edificio principal de la EPAM sufrió daños en su mampostería, por lo que el personal tuvo que ser ubicado en diferentes lugares de la urbe. Actualmente se reconstruye el edificio.

El personal técnico seguirá trabajando en el destacamento Colorado, ubicado junto a la planta potabilizadora del mismo nombre, en ese sitio del Cantón Montecristi.

FUENTE: Epam (Manta), mediante boletín y fotos con firma de Gabriel Pazmiño Z., gerente de comunicación.