Sucedió en el Día de la Paz, con jueces que la promueven

Carlín Franco habla de su experiencia como juez de paz en la Parroquia Crucita de Portoviejo.

Promover la cultura de paz desde las familias es una tarea que se traza a diario Carlín Franco, que desde hace más de dos años trabaja voluntariamente como juez de paz en la Parroquia Crucita del Cantón Portoviejo, en la zona central de la provincia de Manabí.

Durante el conversatorio que se realizó el viernes 20 de septiembre del 2019, a propósito del Día Internacional de la Paz y organizado por la Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura (CJ) de Manabí, Franco destacó que esta alternativa de resolución de conflictos le permitió a su comunidad acceder a la justicia, sin tener que trasladarse a las ciudades. “He llegado a entender que si se puede atender a los demás de manera voluntaria, la verdadera ganancia la obtiene la comunidad”, señaló.

Franco, al igual que los otros 65 jueces de paz que existen en los 21 cantones de Manabí, orienta su trabajo a garantizar el acceso rápido y efectivo a los servicios de justicia de los ciudadanos que habitan en áreas rurales y urbanas marginales de la provincia.

La Judicatura de Manabí impulsa este sistema a través de incentivos, brindando acompañamiento y capacitación permanente para fortalecer el trabajo que los jueces de paz realizan en sus comunidades.

Competencias de un juez de paz

De acuerdo a la Constitución de la República del Ecuador (Art. 189) y el Código Orgánico de la Función Judicial (Art. 253), la Justicia de Paz puede resolver conflictos individuales, comunitarios y vecinales, así como aquellas contravenciones que no impliquen privación de libertad. En el caso de obligaciones patrimoniales (contratos, deudas, daños), únicamente hasta cinco salarios básicos unificados (1.970 dólares para el año 2019).

El procedimiento es gratuito, no se necesita contar con un abogado,  y se rompen las barreras geográficas y económicas de acceso a la justicia.

El evento se desarrolló en Portoviejo y contó con la presencia de jueces de paz y representantes de la Corte Provincial y de la Asociación Santa Marta, además de estudiantes y docentes de la Universidad San Gregorio de Portoviejo.

FUENTE: Consejo de la Judicatura en Manabí (Portoviejo), mediante boletín y foto con firma de su Unidad de Comunicación.