El Estadio Jocay de Manta, el único habilitado en esta ciudad para juegos profesionales de alto nivel, sufrió deterioro al paso del potente terremoto que causó devastaciones en varios lugares de las provincias de Manabí y Esmeraldas, el 16 de abril del 2016. Por esto fue necesario repararlo y reconstruir su tribuna oriental, cuyos trabajos se hacen ahora mismo.

La reconstrucción inició con el hincado de 166 pilotes de hormigón a mediados de junio del año en curso. La estructura prefabricada tiene un avance del 90 %, de la que un 25 % se está colocando y la diferencia se irá trayendo de a poco desde Guayaquil donde se elabora, de acuerdo al cronograma establecido.

De los 60 empleados para la reconstrucción in situ, el 92 por ciento son obreros mantenses. La obra completa se prevé que sea entregada a finales del mes de enero del próximo año 2020.

Guillermo Celi, supervisor técnico de la obra, manifestó que la capacidad de la nueva tribuna es para 6.200 personas.

“Toda la cimentación de la estructura es de una calidad impresionante, que cumple todos los estándares y estará equipada con una sala VAR (siglas de la expresión inglesa Video Assistant Referee); una sala de enfermería para jugadores y para el público; vestidores, sala de masajes, camerinos, área de calentamiento interna; sala de trabajo para entrenadores y para árbitros; sala de prensa; y, lo más importante, accesos inclusivos”, detalló Celi.

La Alcaldía de Manta se ha personado para que la estructura tenga todas las condiciones y los requerimientos de parte de la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) y de la FEF (Federación Ecuatoriana de Fútbol), a fin de que pueda ser usado para partidos internacionales como la Copa Libertadores, Sudamericana, entre otros.

En esta obra se invierten 6,4 millones de dólares, en un esfuerzo compartido entre el Gobierno nacional ecuatoriano (80 %) y el Gobierno municipal de Manta (20 %).

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.