Cómo se abastece de agua la Parroquia Eloy Alfaro, mientras espera que le llegue de La Esperanza

EPAM deposita agua potable en el aljibe de una escuela. / EPAM

El colosal desabastecimiento de agua potable por el que atraviesan ahora mismo las ciudades de Jaramijó, Manta y Montecristi podría terminar en las próximas horas. Así lo anunció anoche (30 de enero/2020) el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, comprometido a rehabilitar el acueducto La Esperanza – El Aromo que se paralizó el 18 de enero por daños en el circuito eléctrico que activa las bombas y en el sistema de climatización que los mantiene operativos.

La información de ese Ministerio es que el daño quedaba superado en la madrugada de hoy (viernes 31 de enero), pero que el flujo de agua por el acueducto se empezaría a notar después de 24 o 48 horas (entre el sábado o el domingo). Y a ello hay que añadir el tiempo que toma cada planta para potabilizar el agua y distribuirla entre los consumidores finales.

La situación del desabastecimiento en la ciudad de Manta se focaliza en su Parroquia Eloy Alfaro, que es provista por la potabilizadora situada en Colorado (Montecristi), que a su vez recibe el agua cruda mediante el acueducto averiado y paralizado. Esto, pues, mantiene inhábil a la potabilizadora y sin la provisión normal de agua a los consumidores que dependen de ella.

Una cisterna móvil repartiendo agua potable a planteles educativos. / EPAM

Ante la emergencia, la EPAM (Empresa Pública Aguas de Manta) está repartiendo en la Parroquia Eloy Alfaro agua potable tomada de la potabilizadora El Ceibal (Rocafuerte), que abastece al 80 % de la población cantonal. Pero lo hace a través de cisternas móviles que deben ir de casa en casa entregando una ración diaria gratis.

Hasta hoy, más de los casi 50 mil tanques de agua entregados en los hogares de la parroquia también alcanzan a planteles educativos, centros de salud, CDI (Centro de Desarrollo Infantil) y mercados populares de otras parroquias.  

En la última semana se atendió a seis planteles educativos, tres centros de salud, tres CDI y otras instituciones, como gobiernos parroquiales de la zona rural.

La EPAM asegura que esa distribución se mantendrá sin descanso hasta que el acueducto de la Refinería del Pacífico (La Esperanza – El Aromo) empiece a funcionar. La entrega del líquido en los más de 34 barrios de la parroquia se realiza a través de una flota de casi 30 tanqueros. 

FUENTES: Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables (comunicado público) / EPAM, Manta.