Agrocalidad controla el faenado de animales para consumo humano

La Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario – Agrocalidad, dependencia del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) del Ecuador, mantiene los controles que le competen, a nivel nacional, durante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19. Así evita que proliferen centros de faenado animal clandestino e impide que los cárnicos deteriorados transmitan enfermedades a sus consumidores.

A la fecha, en el Ecuador hay un total de 783 centros de faenado operativos (190 industriales y 593 artesanales) autorizados legalmente por Agrocalidad.

Anuncios

La agencia referida recuerda a la ciudadanía la importancia de adquirir solo productos cárnicos provenientes de lugares que poseen todas las medidas necesarias para un faenado adecuado. Los animales que no son faenados en centros autorizados por Agrocalidad (traspatio, finca, quebradas o en otros sitios clandestinos), no cumplen con las condiciones mínimas de inocuidad, y por estar a la intemperie acarrean riesgos para la salud de los consumidores.

Cuando un centro de faenado incumple las condiciones higiénicas correspondientes, la clausura es inevitable./ AGROCALIDAD

Son los camales autorizados los únicos que pueden asegurar la obtención de carne inocua, es decir apta para consumir. Además, las especies de abasto, como cualquier ser vivo, son propensos a contraer enfermedades; muchas de ellas podrían ser transmisibles a los humanos, por lo que es necesaria la inspección de un médico veterinario autorizado, para evitar que la carne provenga de animales enfermos. El veterinario es quien determina si la carne se encuentra sana y con ello apta para el consumo humano.

Es por ello que, desde el inicio de la emergencia hasta la presente fecha, se han ejecutado un total de 55 controles a nivel nacional, tanto en atención a denuncias como a controles rutinarios, habiendo encontrado 724 kg de pollo, 2.219 kg de carne de res y 2.008 kg de carne de cerdo sin las garantías de salubridad necesarias, razón por la que fueron decomisados.

FUENTE: Agrocalidad, dependencia del Ministerio de Agricultura y Ganadería (Quito), mediante boletín y fotos.