Hace bastante tiempo desde que la ACESS (Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Pre pagada del Ecuador) ha descubierto y clausurado en Manabí, por falta de acreditación legal, numerosos locales dentro de los que funcionaban “centros de rehabilitación” para personas adictas a drogas prohibidas. Y, en todos los casos, la falta no ha sido solamente de ilegalidad sino además de incompetencia médica y descuido sanitario.

Un caso similar acaba de ocurrir en la ciudad de Bahía de Caráquez (Cantón Sucre), al noroccidente de la provincia, donde los funcionarios de ACESS encontraron a 17 hombres mayores de edad internados en un establecimiento que ofertaba tratamiento para personas con consumo problemático de alcohol y otras drogas.

Como en casos anteriores, dicho lugar no contaba con permiso de funcionamiento y carecía de las condiciones mínimas para su propósito rehabilitador. Así que fue clausurado de inmediato por la comisaria provincial de Salud para la ACESS, abogada Sandra Borrero Macías.

Esa medida, sin embargo, es preventiva y se basa en la disposición general segunda del Instructivo para otorgar el permiso anual de funcionamiento a aquellos centros dedicados a prestar tratamiento regenerativo a personas con adicciones o dependencias a sustancias psicoactivas. Esta normativa establece, entre otras cosas, que en los casos de incumplimiento del artículo 130 de la Ley Orgánica de Salud, la Autoridad Sanitaria competente ejecutará las acciones administrativas conducentes a establecer la suspensión de actividades del centro de rehabilitación correspondiente.

La acción de clausura fue consumada por la comisaria Sandra Borrero. / FOTO: ACESS Manabí

Durante la vigilancia previa puesta en marcha por ACESS, se identificaron otros hallazgos contrarios a la ley, como: hacinamiento, inadecuado manejo de todo tipo de desechos, y la presencia de personas con patologías crónicas no transmisibles que no recibían algún tipo de control médico.

En el operativo de clausura estuvieron activos representantes del Ministerio de Salud Pública, del Ministerio de Inclusión Económica y Social, de la Policía Nacional, de la Defensoría del Pueblo y de la Gobernación de Manabí.

Las acciones desarrolladas este viernes (12-11-2021) en el Cantón Sucre forman parte de la vigilancia que realiza permanentemente la ACESS, al ser el organismo que vela por la seguridad del paciente y por la calidad de los servicios de salud”, expresó en el acto la comisaria Sandra Borrero.

En la misma oportunidad, el director zonal 4 de Procesos Sancionatorios en la ACESS, Mg. Francisco Villota Pérez, exhortó a los ciudadanos a ingresar a  http://www.calidadsalud.gob.ec/acess-app-servicio-ciudadano/public/estadistica/licenciamiento.jsf a fin de tener información oficial y de primera mano acerca de los centros especializados en Tratamiento a Personas con Consumo Problemático de Alcohol y otras drogas (CETAD) y que cuentan con el licenciamiento y el permiso de funcionamiento respectivos.

Dicha autoridad zonal también pidió a la población que denuncie si conoce de establecimientos clandestinos, dirigiéndose al e-mail denuncias@calidadsalud.gob.ec.

La misma autoridad ratificó que, en la ACESS, un equipo de profesionales está presto a brindar asesoría técnica y jurídica a quienes deseen implementar un centro idóneo para favorecer a las personas con adicciones alucinantes.

FUENTE: Comunicado de la ACESS, firmado y fechado en Portoviejo (Manabí, Ecuador) el día viernes 12 de noviembre del 2021, y remitidos con las fotografías adjuntas.