Las islas del Archipiélago de Galápagos (Ecuador) vuelven a ser noticia, esta vez gracias a las mingas para la recolección de neumáticos desechados que luego se reciclan y retoman otra vida en artículos de usos diferentes.

Eso se debe a una iniciativa conjunta de quienes representan a estas instituciones: Gobierno municipal de la Isla Santa Cruz, Parque Nacional Galápagos, Centro de Generación de Neumáticos Usados y el Sistema Ecuatoriano de Gestión Integral de Neumáticos Usados (SEGINUS). 

Durante la minga más reciente se recogieron 1.300 neumáticos, llevados a Guayaquil en cinco contenedores, para ser procesados y convertidos en pisos continuos, los cuales serán decorados por artistas y posteriormente donados al Centro de Interpretación Van Straelen, perteneciente a la Municipalidad de la Isla San Cristóbal.

Desde el inicio de la campaña, en el año 2019, son más de 11 mil neumáticos recogidos de los rellenos sanitarios de las islas Santa Cruz y San Cristóbal. Esa cantidad de neumáticos, apilados, es el equivalente a un edificio entero de cinco pisos; y cada neumático, según estimaciones científicas, tarda al menos 500 años en descomponerse.

Si hoy no se tomasen medidas como la que nos hallamos reseñando, la constante acumulación de neumáticos abandonados quitará espacio vital para las especies que conviven dentro del territorio de cada isla. A esto se suma la contaminación de la atmósfera en casos de incineración, o la polución por degradación química de sus componentes, al pasar el tiempo, ya que los residuos terminan en fuentes de agua o en la vegetación. 

La recolección de estos neumáticos desechados va acompañada de una campaña integral de educación ambiental a los pobladores, para generar conciencia social y estimular al público a fin de que sea parte de esta iniciativa que genera beneficios ambientales y de salud pública.

Adicionalmente, en esta ocasión, los pisos de caucho obtenidos del reciclaje, SEGINUS los entregará sin costo para el Centro de Interpretación Van Straelen, lo cual reafirma el aporte de los neumáticos dentro de la Economía Circular del país.

Todos los ciudadanos tenemos que ser parte de este tipo de iniciativas. Tenemos que olvidarnos de los modelos de economía lineal; de comprar, utilizar y desechar. Tenemos que fomentar los modelos de economía circular, que utilizan como materia prima lo que antes era mal llamado basura. A la fecha, SEGINUS ha reciclado más de 3,7 millones de neumáticos, lo cual ha generado más de 7 millones de dólares en inversiones privadas y más de 600 nuevas fuentes de trabajo”, hizo notar José Javier Guarderas, gerente general del sitio web Sambito y CEO de SEGINUS.

Parte de los neumáticos usados recogidos hace poco en Galápagos. / SEGINUS

La recepción del tercer embarque de neumáticos fuera de uso, provenientes de las Islas Galápagos, se llevó a cabo en Puerto Gal. El evento contó con la presencia de diversas autoridades de LOGISGALAP, la Dirección de Gestión Ambiental de la Prefectura del Guayas, la Dirección Zonal 5 del Ministerio de Ambiente, la Agencia de Bioseguridad de Galápagos, funcionarios de SEGINUS y autoridades del Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos.

Los resultados aquí mencionados son importantes; creo que los logros alcanzados no son más que el resultado de una buena iniciativa de SEGINUS, que con visión adoptó esa misión de unir esfuerzos del sector privado y público para lograr resultados tangibles. Lo que se ha hecho con Galápagos se debe duplicar en otros municipios”, sugirió Luis Arriaga, director de Gestión Ambiental de la Prefectura del Guayas.

SEGINUS se considera a sí mismo un ejemplo de economía circular, ya que ayuda no solamente a generar un marco de sostenibilidad, sino que crea fuentes de trabajo, inversiones privadas e impactos positivos a la salud pública. Gracias a esta gestión se ha eliminado la posibilidad de que los neumáticos terminen en océanos, ríos, o botadores que se convierten en huéspedes de enfermedades.

Esto demuestra, según dicha empresa, que no solamente generan un impacto económico, sino también social y ambiental. Sin embargo, los neumáticos no son el único problema en Galápagos; también es necesario la liberación de residuos sólidos y líquidos. En el patio de consolidación de carga de las Islas se pueden encontrar varios desechos que dañan la ecología de Galápagos.

“SEGINUS es uno de los aliados más importantes, puesto que es la empresa pionera en la gestión integral de los neumáticos usados, porque más allá de realizar una recolección tienen un modelo de economía circular en el cual brindan una extensión en cuanto al ciclo de vida de esta materia prima, y aprovechan este material para hacer otra casa de productos. Como Ministerio, fomentamos estas alianzas, ya que, si no realizamos una disposición adecuada en cuanto a algún residuo, se generaría un problema ambiental”, reconoció Isabel Tamariz, directora zonal 5 del Ministerio de Ambiente en Guayas.

La importancia de cuidar a Galápagos

Galápagos es un ecosistema frágil, declarado como Patrimonio Mundial de la Humanidad, por lo que debemos protegerlo, pensar en la vida animal y en las diferentes especies que allí se encuentran, ya que estas son el principal atractivo para muchas personas alrededor del mundo que llegan a visitarlo, promoviendo el turismo en este gran lugar.

La reutilización de neumáticos es un gran paso; sin embargo, las Islas Encantadas afrontan la contaminación por residuos plásticos que provienen, no solo de costas ecuatorianas, sino de barcos pesqueros, costas de Centroamérica y Perú. Por ello se espera que la iniciativa inspire a tomar medidas decisivas contra todo tipo de contaminación por parte de la sociedad civil y los gobiernos locales e internacionales.

FUENTE: Comunicado de la empresa recicladora SEGINUS (https://seginus.com.ec/), originado y fechado en Guayaquil, Ecuador, con firma de Sofía Feijoo Aguilar, quien lo remitió a REVISTA DE MANABÍ adjuntando las fotografías que mostramos.