Acatando el sabio consejo de que “es mejor prevenir que lamentar”, el director técnico de la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM), César Delgado, puso en conocimiento del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, que la acometida eléctrica principal de la potabilizadora El Ceibal está en riesgo de quedar inutilizada por el largo tiempo de uso y las condiciones adversas del ambiente donde se encuentra.

Según el funcionario, después del terremoto de hace 5 meses la EPAM hizo una revisión en detalle de sus estructuras hidrosanitarias y eléctricas, detectando problemas en la acometida principal que abastece de electricidad a la planta de El Ceibal, conectada a la subestación Rocafuerte (Vía a Bahía de Caráquez) que presenta grandes daños ocasionados por el sismo.

Esta información la entregó César Delgado al COE cantonal de Manta, el día miércoles 14 de septiembre, explicando que la evaluación se pudo realizar recién hace un mes cuando bajaron los niveles del agua retenida en las zonas que atraviesa la línea de conducción eléctrica, lugares de alto riesgo debido a las constantes inundaciones durante las épocas de lluvias, situación que en cambio es ideal para los sembríos de arroz que predominan allí precisamente por tratarse de áreas inundables.

El informe de la EPAM fija en 3 millones de dólares el costo de la reconstrucción de esta línea de conducción eléctrica y plantea al COE de Manta que lo haga extensivo al Comité Provincial de la Reconstrucción, con sede en Portoviejo.

Dicho informe propone además el traslado de la acometida eléctrica en peligro a la vía Rocafuerte-Crucita, para que se pueda facilitar el mantenimiento respectivo, tanto en invierno como en verano.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social del GAD cantonal de Manta, mediante boletín informativo con firma de su director, periodista Antonio Cedeño C.- MANTA, 21 de septiembre de 2016.