Por la trifulca entre aficionados ocurrida la semana anterior en el estadio de Barcelona Sporting Club de Guayaquil, la mesa de seguridad de Manabí prohíbe el ingreso de barras bravas al Estadio Reales Tamarindos de Portoviejo, lugar donde el equipo del club guayaquileño enfrentará al cuadro del Delfín Sporting Club (Manta), el domingo 12 de febrero desde las 15h00.

Esa medida oficial va acompañada de un operativo policial extraordinario, que evite enfrentamientos y asegure el desarrollo normal del partido, válido para el campeonato ecuatoriano de la primera categoría profesional.

De todo eso dio a conocer Xavier Santos, gobernador de Manabí, en una rueda de prensa realizada el mediodía de este miércoles 8 de febrero, en el Ecu-911 de la ciudad de Portoviejo.

Autoridades provinciales de Manabí divulgan las medidas de extrema seguridad para el partido de fútbol Delfín-Barcelona en el Estadio Reales Tamarindos de Portoviejo.
El gobernador de Manabí, Xavier Santos y el jefe de Operaciones del distrito policial de Portoviejo, mayor Manuel Vallejo, anunciando las medidas de extrema seguridad que se aplicarán durante el partido Delfín – Barcelona en el Estadio Reales Tamarindos de Portoviejo.

“Pueden que vengan buses fletados desde Guayaquil, pero no vamos a permitir su ingreso a la provincia, tendrán que regresar. He hablado con Luis Monge, gobernador del Guayas, quien nos va a ayudar con operativos de control. La persona que desee ir a ver el evento deportivo de manera familiar, personal o como esparcimiento está invitada”, aseveró el funcionario.

Decomisarán armas y alucinógenos

El gobernador dijo que hasta tener una regulación eficaz de incidentes como el ocurrido en el estadio de Barcelona en Guayaquil, no se va a permitir que ingresen al estadio objetos que oculten armas cortopunzantes o bebidas que no estén admitidas.

El aforo máximo permitido al Estadio Reales Tamarindos es de 12 mil personas. Si se detecta que existe sobreventa de entradas, inmediatamente se suspenderá el partido, advirtió el gobernador manabita.

“Vamos a ser muy duros con el control. Una persona que quiera pasarse de lista o generar problemas en el estadio, pues actuaremos con todo el rigor de la ley. Le he pedido al fiscal provincial su presencia en el estadio, para actuar inmediatamente si existe alguna gresca o alguna situación”, recalcó la autoridad.

El operativo policial

El operativo policial dispondrá de cuatro oficiales superiores, 14 oficiales subalternos, 314 clases y policías, 80 policías de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), 10 caninos, 10 acémilas de la Unidad de Equitación y Remonta (UER), 180 integrantes de la Escuela de Formación de Policías, dando un total de 612 uniformados.

La Unidad de Equitación y Remonta de la Policía Nacional hace guardia alrededor del Estadio Reales Tamarindos de Portoviejo. Manabí, Ecuador.
Miembros de la Unidad de Equitación y Remonta de la Policía Nacional volverán a montar guardia en los alrededores del Estadio Reales Tamarindos de Portoviejo.

“Tendremos como apoyo logístico 11 vehículos livianos, cuatro vehículos pesados, 15 motos, dos Unidad Móvil de Atención Ciudadana (UMAC), un helicóptero, una ambulancia, nuestras vallas y adicional 500 vallas que va aportar el equipo anfitrión, para realizar un filtro que nos permita controlar y verificar que las personas ingresen a divertirse dentro del escenario, sin que existan novedades”, indicó el mayor Manuel Vallejo, jefe de Operaciones del distrito policial de Portoviejo.

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo y fotos.- MANTA, 08 de febrero de 2017.