Para evitar el ingreso de enfermedades extrañas a Ecuador, el Distrito de Salud 13D02 a través de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica realiza un estricto control sanitario sobre las embarcaciones que llegan al país.

Los trabajadores de las naves que arriban al Puerto de Manta son evaluados por el personal de salud antes de dejar la embarcación, para detectar de manera oportuna cualquier riesgo sanitario que pudiera ingresar al país a través de tripulantes con enfermedades epidemiológicas como fiebre amarilla, ébola e influenza.

El doctor Kelvin Carranza, médico responsable de esta función, destaca que los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud establecen que cualquier persona que viaje a países donde existe fiebre amarilla debe tener su respectivo carnet internacional de vacunación.

Sala de juntas dentro de una embarcación extranjera. Funcionarios sanitarios de Ecuador revisan documentos de la tripulación, en Manta. Manabí, Ecuador.
Personal militar y de la sanidad ecuatoriana, durante una revisión de documentos dentro de una embarcación extranjera.

“El propósito es evitar cualquier amenaza que pueda constituir una emergencia de salud pública de importancia internacional, que amenace la seguridad sanitaria y la salud pública del país”, destacó Carranza.

Para que la tripulación que llega de viaje internacional hasta el Puerto de Manta pueda bajar a tierra, debe el capitán de la nave presentar la Declaración Marítima de Sanidad, el Certificado Sanitario y el documento de no poseer narcóticos; y, si los llevara a bordo, justificarlos.

En caso de presentarse algunas de las epidemias o enfermedades antes mencionadas, se realiza la investigación epidemiológica, se llena la ficha, se aísla al paciente, se realizan las pruebas respectivas y se hace la búsqueda de otros casos entre los demás miembros de la tripulación.

De no tener el carnet de fiebre amarilla al momento del arribo, el tripulante no puede bajar de la embarcación; y, aun cuando se aplique la vacuna, no puede bajar del barco durante diez días, que es cuando la enfermedad desarrolla el anticuerpo.

Los buques provienen con mayor frecuencia de Panamá, Colombia, Islas Marshall y Reino Unido, y las nacionalidades de los tripulantes que llegan al Puerto de Manta son filipina, hindú y colombiana.

En lo que va del año han sido inspeccionadas 156 naves y examinadas 19.695 personas.

FUENTE: Distrito de Salud 13D02, mediante boletín informativo y fotos con firma de la periodista Rebeca Alarcón Mieles.- MANTA, 09 de mayo de 2017.