Los habitantes de las parroquias Calderón y Riochico, del Cantón Portoviejo, eligieron el jueves 6 de julio a Eduardo Moreira Guerrero y Yandry San Andrés Mendoza, respectivamente, como jueces de paz de la comunidad.

Las parroquias rurales participaron en el proceso de elección que duró dos meses y ahora cuentan además con seis promotores de Justicia de Paz, quienes ayudarán a los jueces a difundir esta cultura que permite resolver conflictos de manera pacífica.

El director provincial del Consejo de la Judicatura (CJ) de Manabí, Vinicio Baquezea, destacó el interés de las comunidades por conocer sobre la cultura de paz: “Cada vez más ciudadanos saben que los conflictos se pueden resolver sin necesidad de acudir ante un juzgado. Con esta elección alcanzamos 13 jueces en Manabí y con ello fortalecemos la cultura de paz en esta provincia”.

San Andrés es abogado de profesión, tiene 37 años y vive en la Comunidad Los Ebanistos. Atenderá los miércoles y sábado de 08h00 a 12h00 en las instalaciones del GAD parroquial de Riochico. Mientras que Moreira, de 46 años, dedicado al comercio y oriundo de la cabecera parroquial, laborará martes, miércoles y jueves de 13h00 a 16h00 en una oficina del GAD de Calderón.

Los nuevos jueces de paz, antes de ejercer en sus comunidades, recibirán capacitaciones sobre manejo de conflictos, formato de actas y realizarán pasantías para conocer el desarrollo de las audiencias.

FUENTE: Dirección Provincial de Comunicación Social del Consejo de la Judicatura de Manabí, mediante boletín informativo y foto.- MANTA, 08 de julio de 2017.