Otra banda de asaltantes y ladrones fue desbaratada

Luego de tres meses de investigaciones, la Policía Nacional desarticuló una presunta organización delictiva conformada por nueve ciudadanos ecuatorianos y un colombiano que asaltaban y robaban.

Asaltaban a sus víctimas y les quitaban todas las pertenencias de valor que portaban; robaban en domicilios, en unidades económicas; robaban vehículos; extorsionaban; poseían y portaban armas de fuego no autorizadas, entre otros delitos.

Modus operandi

El modus operandi de la supuesta red era ingresar a domicilios vistiendo chalecos semejantes a los que usa la Policía Judicial, el personal del Ministerio de Salud o el de farmacéuticas.

Una vez que los integrantes de la banda traspasaban las puertas y accedían a un local, golpeaban a los propietarios o a quienes encontraban a su paso y se sustraían las pertenencias. La violencia era utilizada también para asaltar a los individuos y robarles lo que portaban, bajo la modalidad “sacapintas”.

Utilizando dispositivos electrónicos, como inhibidores de señal, y herramientas artesanales conocidas como ‘bella’, bajo la modalidad “estruche” procedían a sustraerse los vehículos automotores y posteriormente llamaban a los propietarios para solicitar dinero por su devolución. También los intimidaban para que no denuncien.

En caso de que no se llevara a efecto la transacción, desarmaban el vehículo y comercializaban sus partes y accesorios en diferentes sectores del país.

Su centro de operación era Manta y los ilícitos los cometían en varios cantones de Manabí, principalmente en Manta, Portoviejo y Chone. Después, el colombiano Jorge A., alias Rommel, supuesto líder de la organización y su conviviente Nathaly S., alias Lili, se iban a la ciudad del Coca, provincia de Orellana, para refugiarse y pasar desapercibidos.

El trabajo investigativo de la Unidad de Inteligencia Antidelincuencial (UIAD) permitió identificar a los 10 presuntos integrantes de este grupo y su posible paradero.

La búsqueda, el hallazgo y la detención

80 policías de la UIAD, el Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Criminalística, Dirección General de Inteligencia (DGI) y 10 agentes fiscales ejecutaron la operación “Fortaleza 127”, la madrugada de este jueves 28 de septiembre.

Por medio del allanamiento a 10 inmuebles -entre Manta, Portoviejo, Chone, Santa Ana y Coca- se detuvo a las 10 personas. Seis de ellos registran antecedentes penales por robo, abigeato, tenencia de armas no autorizadas y asociación ilícita.

Jorge A., de 32 años de edad, quien tiene tres detenciones por robo y dos por asociación ilícita, fue aprehendido junto a su pareja en la provincia de Orellana.

Un arma de fuego tipo escopeta Mossberg, cinco cartuchos y varias prendas de vestir implicadas en los delitos fueron incautadas, y dos vehículos retenidos para investigaciones.

En una rueda de prensa realizada en Portoviejo, el general Freddy Ramos, comandante de la zona policial 4, dijo que este grupo había participado hace varios días en un robo en Portoviejo, donde se sustrajeron alrededor de 100 mil dólares. En ese entonces fueron detenidas dos personas en posesión de dos armas de fuego.

El general resaltó el trabajo policial que ha llevado a que durante el 2017, en la subzona Manabí, exista una reducción de 350 delitos en relación con el año anterior.

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo y fotos.- MANTA, 29 de septiembre de 2017.
Anuncios