Agroturismo

En días pasados meditaba cómo lograr que el sector campesino eleve su nivel financiero, social y emotivo. Me dispuse a realizar una encuesta a través de mi cuenta Twitter @PABLOJIJON; encuesta que decía: “¿Considera Ud. que el Agroturismo es una buena opción de ingresos para los Gremios Agropecuarios?” Dando como resultado que el 89 % de participantes opinaba que Sí es una buena opción de ingresos económicos para este sector.

Me dispuse también a realizar un inventario nacional de zonas de agroturismo, en donde las opiniones se manifestaron más bien en señalar las diferentes opciones y lugares para esta creciente industria, tales como las Islas Galápagos; navegación en canoa por las riberas del Río Daule; cabalgatas en Cantón Salitre y Gral. Vernaza, provincia del Guayas; Cascada Paila Mocha en el Cantón 24 de Mayo, provincia de Manabí; diferentes lugares del Catón Zaruma, provincia de El Oro; haciendas cacaoteras de la Costa; en provincia del Azuay, los temascales (baños de vapor) para medicina ancestral, etc.

Se habla mucho de reconversión de áreas agrícolas, de optimización de cultivos, de nuevos productos exportables; pero no se habla del agroturismo como una verdadera opción de explotación agropecuaria, como concepto bien concebido.

El agroturismo -considero- debe conjugar varias aristas para ser exitoso: es el contacto directo con la vida rural, las tradiciones, la gastronomía, riqueza cultural; es el disfrute de la Naturaleza, los paisajes, la conversación con los sabios campesinos, el conocimiento histórico del lugar; siempre con la participación y observación del turista nacional o extranjero, además de calidad en la prestación de este servicio y su adecuada promoción en redes sociales.

La Naturaleza ha fabricado la principal infraestructura que es el entorno y el ambiente. Ecuador los tiene y de los más hermosos del mundo. Ya hemos visto importantes esfuerzos de colectivos en pro del desarrollo de sus zonas y sus ruralidades. Buenos ejemplos son las visitas al Cerro del Muerto y la observación de delfines en el Canal del Morro en la provincia del Guayas a pocos minutos de Guayaquil.

Otro ejemplo de agroturismo es el degustar finos dulces en el Cantón Rocafuerte y el delicioso ceviche de pinchagua en Manta, provincia de Manabí. Sin duda la gastronomía manabita es producto bandera del Ecuador.

Los líderes agropecuarios deben abrirse a la modernidad, reconocer que el turismo es uno de los rubros más importantes en la economía de un país y hacer conciencia en sus bases de que esta debe ser una actividad complementaria que ayuda a la economía, ahora; pero que se puede volver la actividad principal de la economía de los gremios agropecuarios y del país entero.

Escrito por Pedro Pablo Jijón Ochoa, ingeniero comercial y asesor de organizaciones agrícolas productivas (asesorapecuador@gmal.com).
Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s