Nuevas viviendas para damnificados de terremoto en Callejón María Auxiliadora de Tarqui

Viviendas uni y multifamiliares para damnificados por el terremoto del 2016 en el Callejón María Auxiliadora de Tarqui, Manta. Manabí, Ecuador.

Después de un trámite burocrático complejo, a veces dificultado por la falta de acuerdo con la parte privada correspondiente, al fin se ha logrado edificar en el Callejón María Auxiliadora de la Parroquia Tarqui (Manta) las 51 viviendas del programa estatal ‘Casa para Todos’, destinadas a las familias que vivían en ese sitio antes del potente terremoto del 16 de abril del 2016.

Para la construcción de estas viviendas juntaron esfuerzos el Gobierno municipal de Manta, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (MIDUVI), el Comité de la Reconstrucción Post Terremoto y la empresa pública Ecuador Estratégico que es la promotora inmobiliaria a cargo de la ejecución de este plan habitacional.

De estas viviendas 35 son de tipo unifamiliar, con un área útil de 50 m2 cada una. Fueron levantadas con un sistema constructivo tradicional. A ellas se suman 4 bloques multifamiliares que constan de 4 departamentos de 52 m2 cada uno. En este caso se usó el sistema constructivo forsa que consiste en muros portantes de hormigón armado. Cada vivienda cuenta con sala, comedor, dormitorio, baño adaptado para personas con discapacidad, cocina, lavandería, patio frontal y posterior, redes hidrosanitarias y sistema eléctrico, subterráneos. El desarrollo de este proyecto requirió de una inversión de 999.249,69  dólares, más el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Nuevas viviendas unifamiliares para los damnificados por el terremoto del 2016 en el Callejón María Auxiliadora de Tarqui, Manta. Manabí, Ecuador.
Detalles de las viviendas unifamiliares.

El arquitecto Juvenal Zambrano, director de Planificación y Ordenamiento Territorial del Gobierno municipal de Manta, refirió que éste trabajó constantemente en planificación del proyecto y estudios de suelo, y que mantuvo permanente diálogo con los miembros de las familias beneficiarias del proyecto para poder gestionar una reestructuración parcelaria -permitida por el COOTAD (Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización)- que buscó redistribuir de forma equitativa los 55 lotes que conformaban el terreno del sector, de 9.000 metros cuadrados. Para que este proyecto cupiera en el mismo sitio donde estaban las antiguas viviendas antes del terremoto, el Gobierno municipal de Manta tuvo que comprar terrenos adyacentes.

El conjunto habitacional se complementa con una vía de 9 metros de ancho que comunica las calles 105 y 106, con callejones transversales de 3,5 y 4,5 metros, respectivamente.

El ingeniero residente de obra, Paúl Baque Solís, indicó que se ha trabajado de forma continua en el transcurso de dos meses para terminar el proyecto en la fecha propuesta.

FUENTE: Boletín informativo y fotos, con firma de Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación del Gobierno municipal de Manta.
Anuncios