Consumidores de agua potable que no tengan medidor perderán el servicio

Actualizando el catastro de quienes utilizan los servicios que presta la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM), se encontró dentro de la ciudad a alrededor de 5 mil consumidores de agua potable que no cuentan con un medidor para registrar dicho consumo.

Así lo señaló Humberto Álava, gerente de Gestión Comercial de aquella empresa, al indicar que por esta razón la empresa ha diseñado un proyecto de legalización, fijando un plazo perentorio para que las personas que tienen una línea directa de abastecimiento, no regularizada, se acerquen hasta el 31 de enero del 2019 a las oficinas de la entidad a legalizarse, sin tener que pagar ningún tipo de sanción o multa.

Sin embargo, el funcionario no ha explicado cómo es que tantas personas se han conectado a la red de abastecimiento sin intervención de la empresa proveedora, ni como ésta lo había ignorado durante tanto tiempo. Porque lo usual es que alguien solicita el servicio a la EPAM y esta va y hace la instalación respectiva para obtener el agua. Tampoco ha dejado claro por qué la empresa no se acerca hasta las tomas clandestinas, instala el medidor correspondiente y emite la factura para que el usuario al que le toca pague (Nota de REVISTA DE MANABÍ).

La EPAM brindará las facilidades para trámites a los usuarios que se acerquen voluntariamente y aprovechen este período de gracia para cumplir con su obligación, establecida en el marco legal, señalando plazo para la legalización e instalación del medidor.

Luego de concluido ese plazo, a partir del lunes 4 de febrero del 2019 se cortará el suministro de agua y además se aplicarán multas y otras sanciones que establece la normativa legal vigente a quienes hagan caso omiso a este llamado que realiza la EPAM.

FUENTE: Epam (Manta), mediante boletín informativo y foto con firma de Pedro Clotario Cedeño, gerente de gestión de comunicación.
Anuncios