Obligaron cierre de comercios “no esenciales” en Manta

En todo el territorio del Cantón Manta, durante este mes (mayo), solo pueden funcionar aquellos establecimientos que realizan actividades esenciales para la vida. Esta limitación es parte de las restricciones sociales impuestas por las autoridades públicas del Ecuador, que así procuran mantener a raya la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 y la temible enfermedad COVID-19 que él provoca.

Sobre este particular, la Administración municipal de Manta recuerda que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal dispuso que la población de este territorio inicie la fase de “distanciamiento social” con el semáforo en rojo, que significa la continuidad del confinamiento domiciliario, el toque de queda de 14h00 a 05h00, la circulación parcial de vehículos, la ausencia de reuniones sociales y espectáculos masivos, así como el trabajo parcial en actividades indispensables para la vida humana y animal.

Pero como algunos dueños de negocios “no esenciales” han tenido el atrevimiento de abrir sus locales para que el público acuda a ellos a comprar, la Administración municipal fue detrás a impedírselo. En un trabajo conjunto, personal de las direcciones municipales de Control Territorial, Mercados y Espacios Comerciales, con el de la Policía Nacional y el de Fuerzas Armadas, están controlando que semejante desacato a la autoridad pública no vuelva a ocurrir.

Este servicio de estética corporal también fue obligado a cerrar./ GAD Manta

Ayer lunes, por ejemplo, obligaron a cerrar varias ferreterías y gabinetes de belleza, informó Diana Cevallos, directora de Control Territorial.

Las tiendas de barrio, mercados, bodegas, supermercados, farmacias, centros de salud, agencias bancarias, gasolineras, talleres y veterinarias pueden brindar atención a sus clientes durante la emergencia. En el caso de los centros de abasto y financieros, respetando los horarios establecidos para circulación: desde las 05h01 hasta las 13h59.

El Municipio aclara que, si bien todas las licencias de funcionamiento comercial y profesional están suspendidas, los servicios no esenciales pueden trabajar bajo la modalidad de toma de pedidos por teléfono o internet y entrega a domicilio. El horario para las entregas a domicilio se extendió hasta las 22h00.

La misma fuente informativa explica que es responsabilidad de cada establecimiento comercial brindar a sus trabajadores y clientes las medidas de bioseguridad pertinentes, como desinfección de zapatos y manos, controlar el aforo para que no haya aglomeraciones, y velar que se cumpla a rajatabla el “distanciamiento social” dentro y fuera de sus respectivos locales, según manda la nueva ordenanza aprobada por el Concejo de Manta con motivo de la pandemia.

Los únicos hospedajes públicos que funcionan en Manta son aquellos que reciben a pasajeros de vuelos humanitarios, quienes requieren de un aislamiento obligatorio por 14 días.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.