La Enfermedad Inflamatoria Intestinal y sus tratamientos

El 19 de mayo de cada año se conmemora el Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, más conocida por sus siglas EII, una serie de problemas que afectan al intestino y se caracterizan por producir en él una inflamación crónica.

En esta importante fecha se busca concientizar a la sociedad sobre la importancia de este grupo de patologías crónicas del aparato digestivo, conocidas como EII [1], que agrupan la Enfermedad de Crohn (EC) y la Colitis Ulcerativa (CU).

Los síntomas más frecuentes, son: diarrea, cansancio, dolor abdominal y la sensación tenesmo (ganas frecuentes de ir al baño) [2]. También puede haber otro tipo de manifestaciones fuera del intestino, de carácter dermatológico, reumatológico, oftalmológico o hepático. Así mismo existen síntomas característicos de la población infantil, que son el retraso en el crecimiento y la pubertad.

EII afecta principalmente a adultos jóvenes en edad laboral, alrededor de los 30 años. También hay datos estadísticos donde se muestra que 5 de cada 10 pacientes tienen un rango de edad comprendida entre 20 y 39 años. Sin embargo, el desafío más grande es lograr un diagnóstico certero para iniciar el tratamiento más adecuado para el paciente.[3]

Existen opciones de tratamientos farmacológicos a los cuales acceden más del 90 % de las personas. Dentro del grupo de fármacos están los aminosalicilatos, corticoides, inmunomoduladores y terapias biológicas. Por otra parte, también está la cirugía con una alta prevalencia; y, adicional, se contemplan en la actualidad otras opciones menos frecuentes, como la plasmaféresis y el trasplante de médula ósea. También es importante considerar una dieta balanceada que evite la desnutrición, mala digestión, inflamación, poca absorción de nutrientes y vitaminas.[4]

De acuerdo con un estudio realizado en el Ecuador, en base a datos recogidos de tres centros de referencia del Seguro Social Ecuatoriano -en Quito, Guayaquil y Cuenca-, se determinó que, de un total de estudio de 206 pacientes, el 72 % padece CU y el 28 % la EC. Además, se estableció que en la provincia de Guayas existen más casos de Colitis Ulcerativa y en Pichincha se presenta más la Enfermedad de Crohn.[5]

Los pacientes con CU fueron diagnosticados después de 12 meses de iniciados los síntomas, al igual que en el grupo de EC; sin embargo, el tiempo más largo de diagnóstico fue de 15 años, en esta última patología. La edad promedio más frecuente fue comprendida entre los 30 y 39 años para CU y de 50 y 59 años en EC. [6]

De acuerdo a la doctora María Luisa Jara, gastroenteróloga del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, de Guayaquil, uno de los retos que enfrenta el país en la actualidad es que, pese a lo severo de la enfermedad -al ser incurable e incapacitante, de curso crónico que supone gran riesgo (complicaciones y secuelas) y cuyo tratamiento es de alto costo económico e impacto social-, no está considerada como “Enfermedad Catastrófica”.

“Como en el resto del mundo, el número de casos en nuestro país ha ido en aumento y al momento se reportan 326 casos aproximadamente, distribuidos en las provincias (…) Guayas, Pichincha, Azuay y Manabí, por lo que es importante fomentar la creación de políticas de salud en beneficio de estos pacientes, en donde se garantice el derecho a la atención y se asegure el control periódico y oportuno en centros especializados, con atención médica “multidisciplinaria”, profundizo la doctora Jara.[7]

Los objetivos de comunicar a nivel mundial y en Ecuador la conmemoración del 19 de mayo, es lograr la concientización sobre este padecimiento y brindar una correcta información a la población sobre la EII para que la gente le dé importancia a posibles síntomas, logrando un diagnóstico precoz.

En Ecuador es necesario implementar mejores planes de diagnóstico, guías de tratamiento y centros de información y atención, ya que en Latinoamérica la incidencia de estas patologías crece más y la brecha entre los países con altas tasas de diagnóstico -ubicados en Norteamérica y Europa- con relación a nosotros es cada vez más cercana.[8]

Referencias:

  1. Comunicar Salud: https://www.comunicar-salud.com.ar/2017/05/30/enfermedad-inflamatoria-intestinal/
  2. Confederación ACCU Crohn y Colitis Ulcerosa: https://accuesp.com/19-de-mayo-dia-mundial-de-la-enfermedad-inflamatoria-intestinal
  3. Fundación Mas Vida: https://masvida.org.ar/?p=4789

4.      Organización Cochrane: https://www.cochrane.org/es/CD008870/IBD_aminosalicilatos-para-la-induccion-de-remision-o-respuesta-en-la-enfermedad-de-crohn

5.      Revista Gastroenterológica de Latinoamérica: http://actagastro.org/epidemiologia-y-comportamiento-de-la-enfermedad-inflamatoria-intestinal-en-la-poblacion-ecuatoriana/

6.      Revista Gastroenterológica de Latinoamérica: http://actagastro.org/epidemiologia-y-comportamiento-de-la-enfermedad-inflamatoria-intestinal-en-la-poblacion-ecuatoriana/

7.      Dra. María Luisa Jara, gastroenteróloga del Hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil- Unidad Médico Asistencial del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

FUENTE: Farmacéutica Takeda-Ecuador (Quito), mediante boletín distribuido por la Agencia de Relaciones Públicas Effective. FOTO: Representación gráfica de las partes donde ataca la enfermedad (Endocrino vigo, tomada del banco de imágenes de Google).