El IESS y la hidroxicloroquina

Una de las presentaciones del fármaco hidroxicloroquina. FOTO: Diario AS, tomada del banco de imágenes de Google.

Advertencia para el IESS.

Joselías Sánchez Ramos, presidente de la Junta de Vecinos de la Zona Cero Tarqui de Manta. Manabí, Ecuador.

Joselías Sánchez Ramos / 2020-05-26

HOLA AMIGOS. La semana pasada preguntamos a Maryn McKenna, periodista científica del Centro Knight: ¿Por qué, si la hidroxicloquina no está científicamente comprobado para tratar la covid-19, la OMS permite que se siga distribuyendo en el mundo?

OMS

Me desperté con la noticia de la OMS que decide detener, temporalmente, los estudios de la hidroxicloroquina para tratar la covid-19 luego de que un estudio revelara que los pacientes tratados con ese medicamento tenían más posibilidades de muerte.

NOVARTIS
Mi inquietud estaba relacionada con la donación de 300.000 dosis de hidroxicloroquina que, el pasado 7 de mayo, la compañía farmacéutica Novartis entregó al Instituto Ecuatoriano de la Seguridad Social (IESS), para “ayudar a combatir la pandemia del coronavirus“, según dijo Javier Gabela, representante de esta compañía en Ecuador.

El periodista argentino Federico Kukso también informa que Novartis donó varios miles de dosis a ese país.

IESS

Lo preocupante es que el señor Mauricio Espinel, director nacional de Salud del IESS, en un comunicado corporativo, dijo que las dosis de este medicamento serán entregadas “a los catorce hospitales del IESS que hacen parte de los cerca de 40 hospitales públicos denominados ‘centinelas’, para el tratamiento especializado del virus en el Ecuador”.

MSP

El viceministro de Atención Integral del Ministerio de Salud Pública (MSP), Ernesto Carrasco, durante una comparecencia en la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, informó sobre el uso profiláctico de “fosfato de cloroquina” para personal de salud expuesto a la COVID-19.

El viceministro Carrasco informó que el MSP tiene 200.000 dosis de hidroxicloroquina, lo cual “alcanza para 7.000 pacientes y para proteger al personal de salud con una dosis profiláctica”.

NO EXISTE EVIDENCIA

Inmediatamente, varios expertos ecuatorianos han advertido que no existe evidencia científica que sustente el uso de la hidroxicloroquina y menos aún en la población general.

Enrique Terán, experto en farmacología y Daniel Simancas, experto en medicina basada en evidencia, junto a un grupo de profesionales de la plataforma ecuatoriana de educación médica ‘Excellencis’, han coincidido en señalar que no existe evidencia científica que sustente el uso profiláctico de hidroxicloroquina para prevenir la infección por COVID-19.

PAUTAS ÉTICAS

“No se pueden saltar todas las pautas de ética e investigación clínica”, dice Daniel Simancas, quien hace un llamado a las autoridades a mostrar “cautela y mesura en cuanto a la recomendación de estas drogas que pueden provocar más daño que beneficio”.

RIESGOS

El editor de Excellencis, Carlos Durán, ha advertido que “ya se han registrado casos de personas que han fallecido producto de efectos tóxicos (principalmente cardiacos) a medicamentos como la cloroquina”. Excellencis recalca que “no se recomienda su uso hasta disponer de evidencia sólida que sustente esta indicación. Su uso sin indicación apropiada puede conllevar riesgos, incluso fatales”.

La cloroquina, sobre todo, pero también la hidroxicloroquina, son medicamentos cuyos efectos secundarios pueden ser importantes e incluso graves, destaca una publicación del capitalino diario El Comercio en su edición del sábado 23 de mayo.

ONU

NoticiasONU en su página de twitter, difundido hoy, se refiere al estudio publicado en la revista científica The Lancet sobre un ensayo clínico mundial de tratamientos de la OMS. Dicho estudio asegura que los pacientes hospitalizados con COVID-19, a los que se les suministra hidroxicloroquina, tienen un mayor riesgo de mortalidad.

THE LANCET

La revista científica The Lancet, el viernes 22 de mayo publicó un estudio del Prof. Mandeep R. Mehra, MD, y sus colegas, quienes realizaron una observación científica sobre hidroxicloroquina y cloroquina y sus efectos en pacientes con COVID-19 que han sido hospitalizados. Los autores informaron que entre los pacientes que recibieron el medicamento, cuando se les suministró solo o con un macrólido, tuvieron una tasa de mortalidad más alta”.

ENSAYO CLÍNICO MUNDIAL

El análisis de registro multinacional del uso de hidroxicloroquina o cloroquina con o sin un macrólido para el tratamiento de COVID-19, registró a 96.032 pacientes de 671 hospitales en seis continentes, pacientes hospitalizados entre el 20 de diciembre de 2019 y el 14 de abril de 2020.

RESULTADOS

El reporte de cerca 50 páginas, destaca: “En este gran análisis multinacional del mundo real, no observamos ningún beneficio de la hidroxicloroquina o la cloroquina (cuando se usa solo o en combinación con un macrólido) en los resultados hospitalarios, cuando se inició temprano después del diagnóstico de COVID-19. Cada uno de los regímenes farmacológicos de cloroquina o hidroxicloroquina solo o en combinación con un macrólido se asoció con un mayor riesgo de aparición clínicamente significativa de arritmias ventriculares y un mayor riesgo de muerte hospitalaria con COVID-19”.

Agrega: “El uso de hidroxicloroquina o cloroquina en COVID-19 se basa en la publicidad generalizada de estudios pequeños y no controlados, que sugirieron que la combinación de hidroxicloroquina con la azitromicina macrólida fue exitosa para eliminar la replicación viral.

Puede ver el estudio pulsando el cursor sobre el siguiente link:

https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)31180-6/fulltext

ECUADOR

Le corresponde a las autoridades de salud del Ecuador asumir inmediatas medidas para evitar que la hidroxicloroquina se use en los centros de salud de todo el país. (Joselias, 2020-05-26)