Manabí en la pandemia: Manabí y Alfaro en el siglo XXI

“Alfaro es el vértice de la cosmogonía costeña del Ecuador.  Es la antítesis de la corrupción.”

Joselías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2020-06-06.

Joselías Sánchez Ramos, presidente de la Junta de Vecinos de la Zona Cero Tarqui de Manta. Manabí, Ecuador.
Joselías Sánchez Ramos.

Hola, amigos. Que me disculpe Alfaro porque inicie este análisis citando a la corrupción; es que observo preocupado que el coronavirus es un pálido reflejo de esta podredumbre social que en el Ecuador, apesta.

La fuerza de Alfaro, manabitas, no solo está en su lucha revolucionaria; también está en su pensamiento; y ese es el pensamiento que los jóvenes deben asumir para superar la podredumbre social que apesta y las lecciones escolares que sobre Alfaro aún estamos repitiendo.

Es hora de superar el estereotipo del Alfaro machetero, del Alfaro viejo, del Alfaro del siglo XIX. Alfaro, es hoy, una lección permanente que las nuevas generaciones deben investigar, interpretar y ejercer. Confío en los jóvenes manabitas del siglo XXI.

Alfaro ha superado el siglo XX. En el siglo XXI, Alfaro se reivindica a sí mismo.

Alfaro es un aprendizaje superior que está allí, en el cerebro de miles de jóvenes manabitas y ecuatorianos a quienes les ha enseñado que la libertad no se alcanza de rodillas y que la hora más negra es la que está próxima a la aurora.

Alfaro es el aprendizaje permanente; nos ha enseñado que el camino de la gloria requiere de sacrificios, que la perseverancia, dignidad y altivez son atributos ecuatorianos.

Alfaro es el futuro. No es solo la recordación. Alfaro es el nuevo sueño. No es solo la repetición de su epopeya. Alfaro es la vida de quienes han superado el odio para construir la paz desde cualquier lugar donde se ejerza la vida ecuatoriana.

Alfaro es el “perdón y olvido” que proclamó al asumir el poder del Estado después de 31 años de derrotas. Hombre extraordinario.

joselías sánchez ramos

El líder africano, Nelson Mandela, después de sufrir 27 años de cárcel por orden de los blancos, asume la presidencia y proclama que Sudáfrica es un país de negros y de blancos que deben convivir juntos.

Son hombres en quienes no cabe el odio porque están hechos para la inmortalidad.

Alfaro supera su propia muerte. No tiene parangón en la vida histórica de la República del Ecuador. Alfaro es el hombre del optimismo y del valor. Es el hombre de la gloria y no de los complejos.

Alfaro no pertenece a nadie en particular, pertenece a todos. Alfaro es manabita, es ecuatoriano y su legado forma parte de la historia y de la prognosis del Ecuador de hoy.

Alfaro es una realidad cuántica. Es una energía vibrante que surge de la tierra manabita para crear un entrelazamiento del universo ecuatoriano y ejercer una superposición en el ser y quehacer de su gente a quienes lega libertad para pensar y decir, a quienes lega laicidad para pensar y ejercer esta libertad.

Es lo que reafirmo. Su legado no es el pasado, es el futuro, es ese construir una cultura de paz que reivindique la especie humana, es ese imperio de la libertad como atributo de la humanidad para ejercer y respetar derechos, cumplir deberes, asumir responsabilidades en el reconocimiento de la plurinacionalidad ecuatoriana.

Alfaro es el vértice de la cosmogonía costeña del Ecuador.  Es la antítesis de la corrupción.

Alfaro vive, vive en mi cerebro, en mi corazón y en mis acciones, en mi familia y hermanos, en mis amigos, en mis hijos y en mis nietos. Alfaro vive en ustedes. Alfaro vive en cada ecuatoriano.

Soy un pensador alfarista. Me siento honrado de ser miembro de la Academia Nacional de Historia Alfarista. Me siento orgulloso de ser docente jubilado de esta extraordinaria academia del pensamiento latinoamericano: Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí. (Joselías, 2020-06-06)

* Joselías Sánchez Ramos es periodista, investigador, historiador y docente universitario jubilado. Cronista insigne de la historia de Manta, la ciudad de su nacimiento y residencia. Sus artículos de opinión se publican en varios medios del Ecuador. Es habitúe de la red social Facebook en la que, con frecuencia, narra historias destacadas de la cotidianidad manteña.- FOTO: Eloy Alfaro Delgado, líder de la Revolución Liberal de finales del siglo XIX y principios del XX, y expresidente de la República del Ecuador (Archivo).