Chaide y Municipio cuidan el Bosque Protector Tinajillas

El cuidado ambiental comprende la siembra de árboles./ CHAIDE/KEYWORD

El bosque está ubicado en el Área Ecológica de Conservación Municipal Tinajillas Río Gualaceño. Este proyecto de cooperación es el punto de partida de la certificación de Chaide como empresa Carbono Neutro.

El Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) municipal del Cantón Limón Indanza (provincia de Morona Santiago, suroriente del Ecuador) y la empresa colchonera Chaide, unieron esfuerzos en favor del medioambiente. Ambas instituciones firmaron una alianza que permite la conservación de 1.082 hectáreas de bosque en la amazonía.

Esta cooperación marcó el punto de partida de la certificación de Chaide como empresa Carbono Neutro, siendo así la primera compañía de su clase en obtener esta certificación en el Ecuador.

¿Cuál es la principal implicación de la certificación Carbono Neutro? Para Raúl Estévez, de Innovación y Ventas de Chaide, es la evidencia de que hay un compromiso real y una inversión para apadrinar -por los próximos 3 años- un bosque de 1.082 hectáreas en el Área Ecológica de Conservación Municipal Tinajillas, Río Gualaceño, en el Cantón Limón Indanza. La relevancia de esta acción radica, además, en que compensa directamente las emisiones anuales de CO2 (dióxido de carbono o anhídrido carbónico) que la compañía genera en su operación diaria, convirtiendo así a la empresa en Carbono Neutro.

En la parte centro sur de la provincia se halla el Cantón Limón Indanza y su Bosque Protector Tinajillas./ CHAIDE/KEYWORD

La certificación se realizó de la mano de Soluciones Ambientales Totales (SAMBITO). José Guarderas, gerente geneneral de Sambito, explica que con una metodología técnica se realizó un cálculo de la cantidad de biomasa que era necesario captar, a través del bosque, para compensar las emisiones de CO2 de Chaide. Una vez hecho ese cálculo, se determinó el número de hectáreas y el bosque más adecuado para la compensación, pues cada bosque tiene características y niveles de captación distintos.

Guarderas realza el compromiso de Chaide por ser pionera en su sector industrial en Ecuador y la región andina, y agrega que la protección del bosque en la amazonía es clave a nivel mundial, porque se trata de una de las zonas más bioversas del mundo. 

El Área Ecológica de Conservación Municipal Tinajillas, Río Gualaceño, es el hábitat de 250 especies de plantas, entre ellas orquídeas, así como también es hogar de 300 especies de aves y 28 especies de mamíferos, entre los que se encuentran el lobo de páramo, puma, oso de anteojos, cusumbos, tapir, jaguares, ciervo colorado, venado de cola blanca y pecarí de collar.

De esta manera Chaide no solamente está protegiendo un bosque, sino toda la flora y fauna que habita en él, fortaleciendo así su propósito de construir un mundo mejor para las actuales y futuras generaciones.

Compromiso ambiental de varios años

La certificación Carbono Neutro que Chaide ha logrado en 2020, significa un trabajo de varios años por la protección del medioambiente.

El desalojo de basura arrojada en las playas es parte del compromiso ambiental de la industria recién certificada./ CHAIDE/KEYWORD

La reforestación, la recolección de plásticos en playas de Guayas y Santa Elena, el reciclaje de plástico para obra social, el cambio en embalajes, y la reducción de etiquetado, son proyectos iconos que abrieron el camino no solamente para la certificación Carbono Neutro, sino también para el fortalecimiento de la filosofía ambiental de la compañía y el programa interno de voluntariado desarrollado por sus colaboradores.

“Lo que ha hecho la certificación Carbono Neutro es aglutinar todos estos proyectos y darnos solvencia como empresa, robusteciendo al mismo tiempo la cultura de la compañía”.

RAÚL ESTÉVEZ, gerente de Innovación y Ventas de Chaide

En 2017 Chaide inició un trabajo conjunto con la Fundación Scout para la reforestación de las faldas del Volcán Atacazo, el cual había sido afectado por un incendio. 150 colaboradores se organizaron como voluntarios, y como resultado se plantaron  6.000 plantas en ese lugar.

A partir de ese proyecto la compañía se propuso ir más allá, cuenta Raúl Estévez. Fue entonces cuando ampliaron sus acciones por el cuidado del medioambiente y empezaron a planificar la certificación Carbono Neutro. Los proyectos de reforestación continuaron en las zonas de Paluguillo y Papallacta, cerca de Quito, donde, junto a los Scouts, se han plantado 13.500 y 900 plantas respectivamente.

Regiones del Ecuador (verde claro) donde se desarrolla hasta ahora el compromiso ambiental de la empresa./ CHAIDE/KEYWORD

En el caso de la limpieza de playas, los voluntarios de Chaide, junto a Scouts del Ecuador, han realizado este trabajo en el kilómetro 8 de la vía Data-Posorja en Playas Villamil, en la provincia de Guayas, y también en la provincia de Santa Elena. El resultado en el primer sector fue la recolección de 3 volquetas de basura, de 8 metros cúbicos cada una, mientras que en Santa Elena se recolectaron 4 volquetas de las mismas dimensiones.

Para este año, Chaide -junto a Scouts del Ecuador- ratifica su compromiso de continuar sus programas de reforestación y limpieza de playas, desarrollados por los voluntarios de la compañía y diversos grupos scouts de varias provincias del país; involucrando también a los consumidores y brindándoles la oportunidad de ser  parte de la solución y el cuidado del medioambiente.

Una certificación avalada técnicamente

La certificación de Chaide como empresa Carbono Neutro se realizó con la asesoría de la compañía SAMBITO. Su gerente, José Guarderas, explica que la metodología, amparada en la ISO 14064, es la que permite medir el impacto que está teniendo la empresa en proceso de certificación sobre el medioambiente.

Esta metodología consta de cuatro etapas, que fueron implementadas en el proceso que siguió Chaide para su certificación como empresa Carbono Neutro:

  • Definir una línea base, que en este caso fue el año 2019, para definir todos los gases que generaba la compañía en su operación por el consumo de energía, desechos, gases refrigerantes, etc.
  • Se determinó el número de toneladas de CO2 que la compañía emite al ambiente, para elaborar un plan de compensación.
  • A través de un cálculo técnico, la compañía tomó medidas para reducir las emisiones de CO2 en lo relacionado a infraestructura, procedimientos internos, y ajustes en los hábitos de sus colaboradores a través de capacitaciones.
  • El saldo de emisiones de CO2, que no se logró reducir a través de acciones internas, se lo compensan apadrinando un área de árboles que van a captar lo que emite la empresa.

FUENTE: Boletín y fotos proporcionados por la empresa ecuatoriana Chaide (Quito) a través de KEYWORD, Agencia de Relaciones Públicas, con firma de Alejandra Jácome, coordinadora de Comunicación Estratégica.