Asientos morados para honrar a las mujeres

El color morado es para honrar a las mujeres víctimas de violencia./ GAD Manta

Varios asientos para el descanso de los transeúntes en la ciudad de Manta (Ecuador) han sido cubiertos con pintura de color morado. Y no por casualidad, sino para honrar a todas las mujeres y hacer conciencia pública de que ellas merecen respeto y no la violencia con que muchas son agredidas.

Para simbolizar este propósito se pintó con ese color a una veintena de bancas dispuestas en parques y diversos espacios públicos de La Dolorosa, Jocay, Santa Mónica, parque central, Ceibo Renacer, Calle 13, Flavio Reyes, Plaza del Mar, San Juan, Santa Marianita y San Lorenzo.

El objetivo de esta actividad es hacer conciencia de que todos los ciudadanos debemos apoyar el “no maltrato a la mujer”. Por ello, el alcalde Agustín Intriago, junto a los concejales Jefferson Pihuave y Mauro Rezabala, con brocha en mano se sumaron a esta campaña para impregnar un mensaje de total respeto a las damas.

El alcalde Agustín Intriago y los concejales Jefferson Pihuave y Mauro Rezabala se unieron a pintar las bancas./ GAD Manta

Es posible que el número de bancas pintadas se incremente en los próximos días, para seguir impulsando el objetivo propuesto.

Además varias instituciones, que conforman la Red de Prevención y Atención de Violencia Intrafamiliar en Manta, unen esfuerzos para fortalecer este mensaje en el cantón.

¿Por qué el color morado?

La explicación más extendida, y la que suscita más consenso entre las mujeres que hoy en día participan en de estas campañas, asocia el color violeta a un suceso fúnebre que impulsó las primeras grandes protestas feministas: el 25 de marzo de 1911, más de 140 trabajadoras de la fábrica textil Triangle Shirtwaist, de Nueva York, perecieron en un incendio provocado por la precariedad y el maltrato.

FUENTE: Boletín y fotos fechados en Manta (Ecuador) el día 01 de octubre del 2020 y proporcionados a REVISTA DE MANABÍ por la Dirección de Comunicación Social del Gobierno municipal de ese cantón de la provincia de Manabí.