Intentan frenar la desinformación que induce a procesos electorales fraudulentos

Embajador de la Unión Europea en Ecuador, Charles-Michel Geurts, durante la visita a recintos de votación en Quito-Ecuador. / PNUD / ATREVIA

Un encuentro internacional conjunto entre representantes de los máximos organismos electorales del Ecuador y representantes en este país de las Naciones Unidas y la Unión Europea, examinó a profundidad, con fines de enmienda, las amenazas que penden sobre la transparencia de las elecciones regionales, siendo una de ellas la desinformación o información torcida que circula por la maraña de medios de comunicación masiva que abruman a la opinión pública.

Dicho encuentro se realizó en el marco del proyecto ‘Apoyo al Ciclo Electoral 2020-2022’, del Consejo Nacional Electoral (CNE) y del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) del Ecuador,  implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con fondos de la Unión Europea, la Cooperación Española y la Embajada de Suiza.

El evento se llamó “El impacto de la pandemia y las noticias falsas en los procesos electorales”, y en él participaron representantes de órganos electorales de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, México, Panamá, Perú y República Dominicana; así como de organismos internacionales, academia, medios de comunicación, y entidades públicas y privadas.

Durante el encuentro, los asistentes analizaron el impacto de la desinformación en un proceso electoral y reflexionaron sobre cómo promover, articular y mejorar -tanto procesos cuanto herramientas de comunicación- para fortalecer la democracia, la alfabetización digital, la verificación de datos y el intercambio de aprendizajes.

Al respecto, la presidenta del CNE, Diana Atamaint, expresó: “Hago un llamado a comprometernos con la obligación de verificar la información antes de compartirla, más aún en un proceso electoral. Es necesario que hablemos claro por la democracia, y responsablemente; así lograremos sistemas electorales y sociedades más fortalecidas y transparentes”.

Atamaint compartió, como una buena práctica, la campaña #YoMeInformo para  combatir noticias falsas en redes sociales, llevada adelante durante las elecciones presidenciales de Ecuador en el presente año. Esta iniciativa fue parte de las actividades realizadas por el proyecto ‘Apoyo al Ciclo Electoral 2020-2022’.

Serios desafíos para la democracia glogal

Por su parte, el embajador de la Unión Europea en Ecuador, Charles-Michel Geurts, afirmó que actualmente la democracia se enfrenta a serios desafíos globales, como la crisis de representación de los partidos políticos, el surgimiento del populismo, el empoderamiento de la sociedad civil, el rol e influencia de los grandes capitales económicos en la política, y también el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación en la democracia.

“Todos estos son retos enormes a los que estamos expuestos las democracias a nivel global, y exigen del Estado y sus instituciones, también, un mayor intercambio de experiencias y mejores espacios de reflexión, para dar una respuesta que satisfaga las legítimas demandas que exigen nuestras sociedades en estos tiempos”, añadió Geurts.

La representante del PNUD destacó que la desinformación es “uno de los más grandes y graves desafíos actuales” y que una información precisa y verificada “es más necesaria que nunca”; indicando que desde el ámbito de la salud, como también en lo electoral, en la toma de decisiones y en las relaciones humanas, “la desinformación ha generado odio, discriminación, xenofobia, violencia y consecuencias muy extremas, entre otras”.

La “Declaración” conjunta

Como principal resultado de este encuentro, los países participantes firmaron la “Declaración para combatir la desinformación en procesos electorales” y se comprometieron a mantener asesoría técnica, capacitación y misiones de observación electoral; intercambiar información y experiencias; promover una participación política inclusiva, especialmente de mujeres; y asegurar un correcto manejo de la comunicación, especialmente en soportes digitales.

Además, acordaron instaurar mecanismos de verificación de la información (fact-checking); promover el uso eficiente de nuevas tecnologías en los procesos electorales; y favorecer una educación integral que ayude en la toma de decisiones informadas en el desarrollo de comicios.

La Declaración será entregada por el CNE a la Asamblea Nacional  del Ecuador y también se compartirá con el Congreso del Perú.

Este evento contó también con diversos apoyos de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), ONU Mujeres, el Centro de Asesoría y Promoción Electoral (Capel), el Observatorio Nacional de la Participación Política de la Mujer, y el Instituto Nacional Demócrata (NDI).

FUENTE: Comunicado y foto con firma de José Martino, del PNUD Ecuador. Remitidos a REVISTA DE MANABÍ mediante la agencia de comunicaciones Atrevia, con firma de Adrián Durán.