Equipan a hospitales de primera atención a mujeres violentadas

Parte del equipamiento en cada uno de cuatro hospitales de la provincia de Imbabura, Ecuador. / FOTO: GIZ/UNFPA / ATREVIA

Es parte del “Programa Unión Europea para frontera norte, territorio de desarrollo y paz”, desplegado en Ecuador.

Los hospitales San Luis, de Otavalo; Asdrúbal de la Torre, de Cotacachi; Básico, de Atuntaqui; y, San Vicente de Paúl, de Ibarra, ubicados en la provincia de Imbabura, inauguraron sus respectivas salas de Servicios de Primera Atención para mujeres víctimas de violencia basada en género.

Los nuevos 4 espacios se entregaron en el marco del “Programa Unión Europea para Frontera Norte: Territorio de Desarrollo y Paz”, ejecutado por la Cooperación Técnica Alemana (GIZ), en alianza con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y en coordinación con el Ministerio de Salud Pública (MSP) del Ecuador.

Entrega de equipos e insumos en hospitales de Imbabura (Coordinación Salud ZONA 1-MSP), como parte del “Programa Unión Europea para frontera norte: territorio de desarrollo y paz”. / FUENTES: GIZ/UNFPA / ATREVIA

Los servicios de las salas ofrecen primeros auxilios, intervención en crisis y contención emocional, brindan acompañamiento a las mujeres hasta finalizar el procedimiento y cumplen con las especificaciones del consentimiento informado y con la obligación de notificar a Fiscalía General del Estado, Policía Nacional, u otra entidad de justicia competente, sobre los casos de violencia basada en género.

Esta iniciativa busca dar continuidad a la implementación de los servicios esenciales de salud sexual y reproductiva, y la prevención y atención a la violencia basada en género, con énfasis en violencia sexual en la frontera norte. De esta manera se da cumplimiento al acuerdo con la Norma Técnica de Atención Integral a Víctimas de Violencia Basada en Género 2019, del Ministerio de Salud Pública.

Como parte de esta acción, la GIZ y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) brindarán capacitación al personal de salud de los hospitales, para aportar en la garantía de la confidencialidad y no revictimización de las sobrevivientes.

Además, con apoyo de la oficina regional de UNFPA Latinoamérica y el Caribe, se prevé capacitar al personal de salud, en atención clínica de la violencia sexual; y el seguimiento y monitoreo de la utilidad de los equipos en las provincias de Esmeraldas, Carchi, Imbabura y Sucumbíos.

FUENTE: Comunicado y fotos con firma conjunta de Fanny Herrera y Gina Montaño, responsables de comunicación para GIZ y UNFPA, respectivamente. Remitidos a REVISTA DE MANABÍ mediante la Agencia de Comunicaciones Atrevia.