Los desafíos que afronta la Justicia de Paz ecuatoriana

El Consejo de la Judicatura del Ecuador, en Quito, con juezas y jueces de paz. / CJ

Tema de análisis y conclusiones, en el primer Encuentro Nacional de juezas y jueces de paz, convocado por el Consejo de la Judicatura.

Los desafíos de la Justicia de Paz se discutieron en el primer “Encuentro nacional de juezas y jueces de paz del Ecuador”, desarrollado el día martes 21 de septiembre del 2021 a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Paz.

La jornada, desarrollada simultáneamente en dos formatos, presencial y telemático, contó la participación de más de 450 jueces de paz. Fue encabezada por la presidenta del Consejo de la Judicatura (CJ), María del Carmen Maldonado y los vocales Maribel Barreno, Juan José Morillo, Xavier Muñoz y Fausto Murillo. Participaron, además, los directores nacionales y provinciales de esa institución del Estado.

Una labor noble

Durante su alocución, María del Carmen Maldonado informó que se trata de un hito histórico, para el sistema de justicia, contar con juezas y jueces de paz, representantes de cada una de las provincias del país, reunidos en este encuentro. Además, reconoció la valiosa y noble labor de juezas y jueces de paz en las zonas rurales del Ecuador, quienes son artífices del fomento de una sociedad pacífica a través del diálogo y la concertación como medio para superar las controversias que se presentan en su localidad.

En la actualidad, la cantidad de juzgadores de paz suma 457, entre juezas y jueces repartidos en las 24 provincias ecuatorianas, en más de 138 cantones y 321 parroquias. Como resultado, la Administración del CJ ha dado atención, desde el 2019 hasta la actualidad, a cerca de 5.000 causas, según la explicación que dio la señora Maldonado.

Según ella, ahora las mujeres y los hombres ecuatorianos gozan de manera efectiva del derecho a acceder a la justicia y eliminar las barreras económicas, geográficas y culturales que históricamente han dificultado conseguirla.

Testimonio de una jueza y un juez de paz

María Eugenia Samaniego, jueza de paz en la provincia del Azuay, destacó dentro de su trabajo voluntario la capacidad de conciliar, dialogar y lograr acuerdos amistosos. Agradeció al Consejo de la Judicatura por la búsqueda de fortalecer el Sistema y reiteró el compromiso para seguir construyendo un Ecuador de paz.

“La justicia de paz lleva alegría para las nacionalidades y mestizos del Ecuador; es efectiva porque las dos partes terminan satisfechas”, aseguró Gonzalo Antonio Namuca, juez de paz de nacionalidad Shuar, de la provincia de Sucumbíos.

Desafíos de la Justicia de Paz

El encuentro continuó con la exposición de cifras, análisis e interlocuciones de representantes provinciales de la Justicia de Paz con las autoridades del CJ, discutiéndose la implementación de mecanismos alternativos de solución de conflictos, tema expuesto por la directora nacional de Acceso a los Servicios de Justicia, Solanda Goyes, que evidenció los desafíos de la justicia de paz y la cobertura que se debe alcanzar.

FUENTE: Comunicado y foto firmados por la Dirección Nacional de Comunicación Social del Consejo de la Judicatura, Quito, Ecuador.