Carta a lectores de REVISTA DE MANABÍ

Buen día a todas las personas que se han interesado en esta carta. Agradezco sentidamente que hayan empezado a leerla, y mucho más si lo hacen hasta el final.

Hallándome en la madurez de mi existencia he decidido continuar viviendo productivamente, como agradecimiento al Dios que me hizo parte de su universo vasto y maravilloso, y por el bien de las vidas que mis acciones alcancen.

Esto me llevó a crear la REVISTA DE MANABÍ (RM) electrónica que usted está viendo, porque soy un periodista por vocación y convicción, con más de 50 años dedicados a este oficio; y porque pertenezco a la ubérrima provincia de Manabí (Ecuador) con potencialidades aún por explorar y aprovechar, en lo que una buena comunicación social puede ser determinante.

Desde el principio establecí, por razones de economía, que el contenido de RM estaría dado por informaciones y opiniones de fuentes fidedignas que, espontáneamente, aprovechen el medio a fin de ensanchar el alcance difusor de actos y cosas que interesan al pueblo manabita y a la comunidad mundial que lo observa.

Con el transcurrir del tiempo (más de 5 años hasta hoy) algunas fuentes captaron esa motivación y se han servido de RM para la divulgación de los acontecimientos que les conciernen y de otros sucedidos en su entorno. Me gustaría que se sumen otras y que retornen las ausentes, sobre todo las de Manabí que es la razón de ser de la Revista.

La intención de hoy es apelar a vuestra bondad con el fin de que me acompañen a lograr un contenido editorial que muestre al mundo lo mejor de los 22 cantones de la provincia de Manabí. Colaboren remitiendo información reveladora, precisa y clara, sobre el quehacer público en su respectivo cantón; los méritos que distinguen a ciertas personas; las novedades que presentan sectores de la economía, la educación, las artes, el turismo, la infraestructura; y de todo lo que ustedes consideren merecedor de atención pública.

Mas como el periodismo universal tiene sus propias reglas y debe respetar, además, las que incumben a la sociedad de su respectiva nación, apreciaré que cada una de sus contribuciones informativas y de opinión esté ceñida a las siguientes condiciones:

  • Como su nombre bien lo indica, este medio de difusión es para “revisar” con parsimonia los acontecimientos, sin pretender la inmediatez que caracteriza a periódicos diarios y noticiarios de radioemisoras, televisiones y redes sociales alojadas en Internet.
  • Los textos han de incluir lugar de origen, fecha en que fueron escritos, nombres y apellidos de autor o autora, función de la persona firmante, un número de teléfono habilitado y una leyenda que exprese que son para publicar en RM. La primera contribución debe estar acompañada de una fotocopia  (preferiblemente de colores) con la cédula de identidad de quien escribe, sea a título personal o en representación de alguna entidad pública o privada.
  • Cuando se trate de boletines cursados directamente o por medio de agencias de comunicación corporativa o de relaciones públicas, tanto si el origen es una empresa privada o una dependencia estatal, requerimos que se limiten a narrar sucesos institucionales, dejando de lado todo tinte publicitario que nos impida difundirlos. La propaganda y la publicidad con fines partidistas o comerciales requieren una compensación económica decente.
  • Todos los textos deben remitirse en formato Word simple, reservando el PDF para documentos de respaldo. Las imágenes, videos y audios han de venir en formato de uso corriente o estandarizado.
  • Es necesario que las opiniones, y las informaciones de acontecimientos programados, lleguen a RM con suficiente antelación. En el caso de las últimas conviene que, también, se informe después acerca de la realización del acontecimiento.
  • REVISTA DE MANABÍ es el emprendimiento de un solo periodista -jubilado y a cargo de todo el proceso de obtener contenido, revisarlo, redactarlo y editarlo-, por lo que se agradece a las fuentes remitir su información lo mejor elaborada posible. En todo caso, sin embargo, la Revista se reserva el derecho a revisar, corregir o adaptar a su estilo cada información que recibe, inclusive a no publicarla por falta de idoneidad.
  • Las opiniones aceptadas han de ajustarse a la política editorial expresada en la página NOSOTROS de este sitio web. Se corrigen cuando acusan errores lingüísticos y/o de estilo, pero sin afectar sus conceptos o juicios de valor.
  • Sus contribuciones informativas y de opinión diríjalas al siguiente correo electrónico: revistademanabi@gmail.com

Aprecio con reiterado agradecimiento su paciente lectura y su voluntad de colaborar con nosotros del modo planteado en esta carta.

José Risco Intriago, fundador y director en funciones.

REVISTA DE MANABÍ

Manta, Ecuador, domingo 10 de octubre del 2021.