6 recomendaciones de un oculista experto, para que usted cuide su visión mientras participa en reuniones festivas.

Cada año, durante las dos últimas semanas de diciembre, muchas personas exponen sus ojos a una situación de deterioro a causa de múltiples factores asociados a las celebraciones de Navidad y la aproximación del año nuevo.

En el presente, si bien es cierto la pandemia de COVID-19 ha obligado a extremar las precauciones para evitar contagios y afectaciones a la salud, muy pocas personas priorizan el cuidado de sus ojos en esta época, posiblemente porque desconocen los efectos negativos resultantes de algunos momentos festivos.

Según explica el Dr. Alejandro Lalama, jefe de Optometría en Óptica Los Andes, “Nuestros hábitos diarios suelen verse alterados en épocas de Navidad y año nuevo, y descuidar la salud durante estas fiestas puede acarrear problemas a todo nuestro organismo, incluyendo los ojos.”

Agrega que algunos de los problemas visuales más comunes en estas fechas están relacionadas con la sobreexposición a luces, provocando principalmente deslumbramientos al volante (debido a la excesiva cantidad de luz, que dificulta la diferenciación de objetos y disminuye la capacidad de visión) y fatiga visual (cansancio ocular).

Para disminuir el riesgo de sufrir estos estragos a la salud visual, el experto detalla a continuación 6 recomendaciones útiles para cuidarla en esta temporada, incluso más que en otras épocas:

1. Seguir una dieta adecuada

Como es de conocimiento público, la alimentación es clave en el cuidado de la salud y, por tanto, en el cuidado de los ojos. Varios estudios demuestran que un consumo excesivo de grasas, alcohol y azúcares (que suelen estar presentes en la mayoría de las comidas festivas), puede provocar hipertensión.

Si la hipertensión es severa, la persona podría empezar a notar que su visión se torna borrosa, disminuye su agudeza visual y, en casos realmente graves, puede, incluso, perder la visión”, advierte el Dr. Lalama.

Para el caso de los diabéticos, el especialista aconseja mantenerse alejado de los dulces, pues su consumo podría derivar en una retinopatía diabética (daño en los vasos sanguíneos del tejido ubicado en la retina), glaucoma (grupo de afecciones oculares que dañan el nervio óptico) y/o, al igual que con los casos graves de hipertensión, pérdida de visión.

2. Evitar la exposición al humo de cigarrillos

El hábito de fumar genera daños en todo el organismo y, en el caso puntual de la vista, los efectos del cigarrillo propician enfermedades como el ojo seco, una afección que aparece cuando las lágrimas no pueden lubricar los ojos de forma adecuada; o cataratas, que se refiere a la opacidad del cristalino de los ojos, que normalmente es transparente.

Otro efecto directo de la exposición frecuente al humo de los cigarrillos es que acelera el envejecimiento ocular, cuyo principal síntoma es el cambio del color blanco del ojo a un tono amarilloso”, señala el doctor Lalama. Además, enfatiza que estos efectos no son exclusivos de los fumadores, sino que quienes se expongan al humo, aunque no fumen (los conocidos fumadores pasivos), también podrían verse afectados.

3. Retirar el maquillaje al final del día

En estas fechas es muy frecuente maquillarse de forma más elaborada, lo que implica una mayor carga de productos cosméticos en la piel del rostro. Ante esa situación, el oculista indica que es sumamente importante retirar el maquillaje al final del día, pues dejarlo aplicado durante mucho tiempo, a más de ser dañino para la piel, puede incrementar el riesgo de sufrir infecciones oculares.

Es importante que, en caso de que la persona ya haya sufrido o esté actualmente padeciendo una infección en los ojos, se deshaga inmediatamente del maquillaje utilizado en esa zona; y nunca, bajo ningún concepto, compartir el maquillaje de ojos”, recomienda Lalama.

4. No sobrepasar el tiempo de uso de lentes de contacto

Quienes usan lentes, generalmente optan por reemplazarlas por lentes de contacto cuando asisten a las distintas celebraciones de diciembre. “Ya sea que lo hagan por vanidad o por comodidad, lo cierto es que esta es una opción válida, pero que debe ir de la mano con la debida precaución de no abusar de su uso”, explica el profesional de la salud.

Si las lentes de contacto no se cambian con la frecuencia recomendada, podrían provocar una queratitis ulcerativa infecciosa, que es una inflamación a la córnea, cuyas consecuencias pueden ser complicadas. De hecho, si esta condición no se diagnostica a tiempo, el paciente podría necesitar un trasplante de córnea, o perder la vista.

Frente a este escenario, el Dr. Lalama aconseja priorizar la limpieza del producto y prestar especial atención a la recomendación del fabricante en cuanto al tiempo de uso (mientras menos horas, mejor), y cuidar de no usarlos si va a entrar a una piscina o al mar.

5. Descansar los ojos

El descanso de los ojos es vital y la mejor forma para lograrlo es durmiendo. ¿Por qué? Lalama manifiesta que “cuando no se duerme lo suficiente, además de sentir cansancio físico, mental y emocional, puede presentarse una fatiga en los ojos, que está también relacionada con la falta de horas de descanso, y que se evidencia con ojos irritados, rojos, secos, llorosos, e incluso con alteraciones en la visión e incremento de la sensibilidad a la luz”. Para evitar que esto ocurra, la sugerencia es descansar 8 horas diarias, tiempo durante el cual los músculos oculares se relajarán, previniendo así malestares o afectaciones graves a su salud.

6. Tomar precauciones ante el uso de fuegos artificiales

La Navidad y el año nuevo suelen caracterizarse por el uso de fuegos artificiales: bengalas, petardos, y otros tipos de productos pirotécnicos, clásicos de las celebraciones del mes. A pesar de la emoción que generan los espectáculos en los que se usan, pueden llegar a ser muy peligrosos si no se manejan con el cuidado necesario.

Un mal uso de la pirotecnia puede desembocar en varios problemas a los ojos, como abrasiones de la superficie ocular, laceraciones en la córnea, y daños más severos en el nervio óptico y la retina”, alerta el experto.

Si la persona va a usar estos productos, o si va a estar presente en eventos en los que se usen, debe tomar precauciones, como no mirar de cerca la mecha de un explosivo, utilizar gafas para proteger los ojos y, en caso de presentarse un accidente, acudir inmediatamente a un centro de salud que evalúe el daño y brinde el tratamiento que corresponda.

FUENTE: Óptica Los Andes (Quito, Ecuador), mediante comunicado y foto enviados a REVISTA DE MANABÍ por intermedio de Taktikee, Consultores de Comunicación, con firma conjunta de Andrea Ortiz / Adriana Gruezo (andreaortiz@ttk.ec  / adriana@ttk.ecTeléfonos: (593) 2 6002006 /7/8/9 – 0989082607).