Es la señalización digital mediante equipos electrónicos de proyección de imágenes y sonidos.

A propósito de las celebraciones por la Navidad y el arribo del año nuevo 2022, en los escaparates de varias tiendas del Ecuador está usándose la Digital Signage (Traducción: señalización digital), mediante equipos electrónicos ideados para proyectar imágenes coloridas sobre diversas superficies verticales y acompañarlas de sonidos asociados al contexto del mensaje.

Ahora es posible crear experiencias únicas con el consumidor, de la mano de la tecnología adecuada. Con la ‘cartelería’ digital puedes darle vida a tu visión, diseñar y plasmar ideas que parecían inimaginables.

Imagina ir al punto de venta y encontrar publicidad viva que se conecte con tus emociones y cree acción a través de videos, sonidos, luces, música e interactividad. Ciertamente, es una nueva era dentro de la ‘cartelería’, que supera a lo convencional exponencialmente,” explicó Juan Carlos Montalvo, especialista corporativo de la empresa Epson, desarrolladora de la tecnología mencionada.

FOTO: Epson Ecuador / Pumares

Según dicho experto, ese tipo de publicidad genera experiencias ‘inmersivas’ y aumenta la conexión entre el cliente y el producto o marca. Desde publicidad en una pared curva gigante hasta detalladas proyecciones sobre productos, supera todas las expectativas cuando se trata de promoción y ventas. ¡Ningún proyector es muy pequeño o demasiado grande!, afirma Montalvo.

Añade que es posible atraer público a estanterías, crear murales sorprendentes y espacios interactivos, para que los clientes se conecten con la marca. Además, permiten crear ambientes atractivos y cautivadores al agregar una capa de contenido en casi cualquier objeto o superficie.

FOTO: Epson Ecuador / Pumares

Montalvo aclara que la Digital Signage no solo es útil para tiendas y puntos de venta. También puede aplicarse en museos, restaurantes, hoteles, corporaciones, bancos y en muchos otros lugares donde se requiera llamar la atención y crear en el entorno una imagen de modernidad funcional.

En otras palabras, convertir lo ordinario en extraordinario, con los proyectores en acción. Estos superan cualquier frontera en cuanto a limitación de espacio, contenido y creatividad. Además, son capaces de inspirar a los clientes a tomar una decisión de compra acertada y a conectar sus emociones con un ambiente innovador.

FUENTE: Epson (Quito, Ecuador), mediante comunicado y fotos enviados a REVISTA DE MANABÍ por intermedio de la Agencia de Relaciones Públicas Pumares.