En el Cantón Paján, el más sureño y uno de los menos desarrollados de la provincia de Manabí, emerge promisoriamente una pequeña planta industrial que procesa el plátano (verde y maduro) hasta convertirlo en deliciosas rodajas crujientes con calidad exportable. Es un emprendimiento que pone a prueba el valor de la asistencia oficial para el desarrollo de la producción y productividad en situaciones de desventaja competitiva.

Anuncios