En el Cantón Paján, el más sureño y uno de los menos desarrollados de la provincia de Manabí, emerge promisoriamente una pequeña planta industrial que procesa el plátano (verde y maduro) hasta convertirlo en deliciosas rodajas crujientes con calidad exportable. Es un emprendimiento que pone a prueba el valor de la asistencia oficial para el desarrollo de la producción y productividad en situaciones de desventaja competitiva.

La pequeña industria pajaneña ha sido alentada e impulsada por el Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro), que le ha dado asesoría técnica y comercial, además de insertarla en ruedas de negocios internacionales celebradas en el Ecuador y facilitarle la comunicación con oficinas comerciales de este país alrededor del mundo. Ahora mismo le guía en el proceso de obtener el Certificado de Origen que le permitirá exportar.

Proceso de envasado de chifles (rodajas) de plátano Del Campo, Paján. Manabí, Ecuador.
Aspecto del proceso de envasado del producto.

Con ese impulso determinante, la pequeña empresa alcanza hoy una producción de 20 mil kilos de chifles (palabra de uso común para designar a este producto en Ecuador, pero que en lengua castellana significa silbato) de plátano mensuales, que salen al mercado con la marca “Del Campo”. De ahí que el dueño de la industria, Daniel Martillo Plaza, se afane en posicionar muy bien esa marca dentro del Ecuador, pensando que un poco más adelante pueda llevarla a otros países.

Esta pequeña industria familiar está ubicada en el sitio Jabital del Cantón Paján y tiene cinco años de funcionamiento. Alrededor de ella hay un terreno de 10 hectáreas sembradas con plátano, de las cuales tres ya son productivas y las otras siete comenzarán a serlo en octubre de 2018. Es decir, la materia prima es obtenida de manera directa para la elaboración de los pasabocas (No es correcto llamarlos chips, palabra de origen inglés que traducida al castellano significa papas o patatas fritas).

Chifles “Del Campo” ya se comercializan en cerca de 100 locales de dos cadenas de tiendas nacionales, y después de que su propietario participara en una misión comercial en la que hizo contacto con tres empresas internacionales, dentro de poco espera exportar a Canadá.

Martillo asegura que “Nuestros productos son 100 por ciento manabitas y comercializamos chifles de plátano maduro y verde; (también de) yuca, papa y camote”.

FUENTE: Mipro, zonal Manabí (Portoviejo), mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Margarita Pérez Verduga.
Anuncios