Tecnología japonesa que anticipa la ocurrencia de un terremoto

El terremoto de 7.8 grados en la escala abierta de Ritcher, que sacudió al territorio ecuatoriano a las 18h58 del día sábado 16 de abril del presente año, ha dejado oportunidades de negocios para muchos emprendedores visionarios que ya están sacando provecho de la situación. Es el caso de una empresa llamada “Level Seg”, comercializadora de un sensor eléctrico que alerta con medio minuto de anticipación a la ocurrencia de un terremoto de más de 4 grados de fuerza.

Según esta empresa, el aparatito (del tamaño de un emisor casero de wi-fi) fue ideado y desarrollado en Japón, el país archipiélago con más movimientos telúricos del planeta. Tiene un costo por unidad de 49 dólares norteamericanos en las ciudades de Manta y Portoviejo donde lo están vendiendo ahora, ya que esos dos centros urbanos de la provincia de Manabí (Ecuador) sufrieron las peores consecuencias del terremoto de abril.

Sensor eléctrico que alerta la inminente ocurrencia de un terremoto de más de 4 grados en la escala de Ritcher.
Este es el aparatito con el sensor que alerta la inminencia de un terremoto.

El gerente de Level Seg, Juan Carlos Serrano, explicó en Manta que el aparato posee tecnología de punta, emite un sonido de alerta 30 segundos antes de un terremoto, de modo que las personas dentro de un edificio tendrán la oportunidad de evacuar y ponerse a buen recaudo.

Informó que este tipo de sensores se utilizan en Japón, donde incluso es un requisito en las construcciones de cualquier tipo.

Luego de escuchar la exposición de Serrano, el alcalde de Manta piensa que es importante que las viviendas tengan incorporada esta alerta y en particular las edificaciones con fines turísticos.

Level Seg es representada en Manta por Leonardo Lino y la asesora Gabriela Guidotti. Entre sus primeros clientes locales figura el Hotel Poseidón, cuyo gerente Esteban Fiallos (También presidente de la Cámara de Turismo de Manta) reconoció que es muy importante la seguridad de sus huéspedes, que así pueden dormir más tranquilos. Este hotel tiene 21 pisos y está ubicado en la zona costera de Barbasquillo, al este de la ciudad.

Fiallos indicó que el Poseidón tiene una ruta segura de evacuación que son las escaleras. Recordó que, “De hecho, cuando fue el sismo, la gente escapó por este lugar que también  cuenta con doble esclusas en las puertas, que igualmente favorecen para protegerse de incendios.”

FUENTE: Dirección de Comunicación Social del GAD cantonal de Manta, mediante boletines informativos y fotos con firma de su directora encargada, Analía Navarrete Loor. MANTA, 18 de junio de 2016.